lunes, abril 02, 2018

 

--TECNOLOGÍA MÉDICA DEL SIGLO XXI--


Que muchos varones tienen problemas con la micción es algo sabido por todos. Y que en cuanto se  beben tres cervezas, se tiran media vida en los lavabos, también es de dominio público. Ello acaba por ser un problema de tremenda importancia porque obligan a esperar a sus acompañantes, forman colas en los servicios de los locales y acaban en definitiva con la paciencia de los demás deteriorando su relación con la sociedad.
Pero como suele ocurrir a menudo, la solución la tenemos delante mismo, en nuestros hogares y en los propios váteres de los bares.
Yo personalmente, al verme afectado tantas y tantas veces por ese problema, he reunido a un equipo de expertos en medicina, limpieza y fontanería para desarrollar un sistema muy sencillo: adaptar al aparato de desagüe masculino -es decir a la chorra- el mismo principio tecnológico que se emplea con éxito en los sanitarios públicos y las tuberías de agua corriente.
Tanto los artilugios que se utilizan en las casas para evitar que los conductos se estrechen por culpa de la cal, como los que sirven para limpiar y desinfectar los urinarios, son unos ingenios sumamente sencillos y fáciles de instalar en cualquier tipo de tubo, sea éste del material que fuere, con lo cual nada nos impide aplicárselos al apéndice miccitorio - es decir al pijo- de los hombres. 
¿Qué conseguiremos?:
Osmosis y efectos magnéticos que desatascarán y agilizarán nuestras orinaciones por un lado y en segundo lugar la desinfección de nuestros miembros gracias a los detergentes que se liberarán en dichas meadas cada vez que desagüemos.
Y con esto es suficiente, pues entiendo que al ser tan obvio no precisa de mayores explicaciones.
Ahora sólo es cuestión de patentarlo, presentarlo a la comunidad científica y esperar al Nobel.







Comments:
La idea está muy bien, el problema es siempre dónde enchufarlo. Me gusta también la idea del pulsador para evacuar en tromba, la gente siempre se queja de que perdemos más de un tercio de nuestra vida durmiendo, pero esperando a que salga el chorro perdemos un dieciseisavo ¡por lo menos! en el que no podemos hacer otra cosa, tiempo que se va por el desagüe
 
Muy buena observación, ciertamente.

La energía necesaria para el correcto funcionamiento de los artilugios la podríamos obtener instalándole paneles solares al usuario en la chepa, por ejemplo.

Un saludo respetuoso.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?