sábado, agosto 27, 2016

 

--LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE--


Estaba Armandito en una primera cita con un chico muy majo y muy actualizado, intentando romper el hielo:
- Hola, cómo te llamas?
- Armandito.
- ¿No llevas tatus?
- Uno pequeño.
- ¡Que guay! ¡Me encantan los tatus! ¿Puedo verlo?
- No. Lo tengo en un sitio muy íntimo.
- Dame alguna pista al menos.
- Es rollo el señor de los anillos. 
- ¡Qué chuli!
- Y hago popó a través de él.
_FIN_
-----------------------
Este esmerado cuento nos enseña que también las personas tienen sentimientos.



domingo, agosto 21, 2016

 

--MÁS VERTIDOS DOMINGUEROS--








sábado, agosto 13, 2016

 

--LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE--


Un día Armandito se encontró con un amigo.
- Hola.
- Hola.
- Pareces contento.
- Sí, eso parezco.
- ¿Y por qué?
- Porque acabo de heredar seiscientos acres de tierra en una maceta.
- ¡Caramba! Pues debe ser muy grande, ¿no?
- Mucho.
_FIN_
------------------
Este hermoso cuento nos muestra que los límites son algo relativo y que la acritud equivale aproximadamente a  unos 4.000 metros cuadrados.

------------------
--------------


 

domingo, agosto 07, 2016

 

--LOS GARRAPAPÚES--


La cultura garrapapú es una de las más antiguas del mundo, tanto como pudiera serlo la egipcia de los faraones o la china de los mandarines, si no más.
Su manera de observar la vida, de conducirse en ella, su forma de relacionarse con el medio, sus creencias, se remontan al albor de los tiempos. 
Su distribución social, el papel que ocupa en su civilización cada grupo humano, permanece respetada e inalterable pese a la modernización técnica que se instala en la realidad del planeta con el pasar de los tiempos. 
El tratamiento de las enfermedades, sus prácticas, sus remedios, su medicina milenaria en definitiva, han venido siendo heredadas generación tras generación hasta nuestros días. 
El concepto de familia, el rol de los ancianos, del hombre, de la mujer, de los hijos, etc. también permanece fiel a su inicial filosofía. O su consideración hacia los animales, que del mismo modo se mantiene como antaño. 
Y todo es en la cultura de los garrapapúes como se hacía cuando sus antepasados, tradicional y milenario.
Lo cual, si lo pensamos con calma, no inviste necesariamente de bondad o acierto a dicho proceder. Perfectamente algo puede ser tope milenario y a la vez una reputísima mierda. Porque si una cosa tenemos los seres humanos en general -y esto no distingue de pueblos ni razas- es una inveterada tendencia a perpetuarnos en la imbecilidad, a aferrarnos a las chorradas y a la irracionalidad con una pasión acojonante. 
La capacidad de perseverancia en este sentido de nuestra especie, es algo que desborda los límites de su propia imaginación. 
En este sentido pues, el ser humano es portentoso: se supera a sí mismo. 
Y eso puede verse muy claramente por ejemplo en su defensa a ultranza de usos y costumbres sobre los que jamás ha reflexionado. 
Los garrapapúes entonces, en tanto que integrantes de la especie humana, conservan y protegen con ahínco unos comportamientos "distintivos" pese a no haberlos entendido nunca, ni conocer su porqué. Ya luego que sean buenos o malos, queda en manos del azar.

-----------------------
-----------------------------









domingo, julio 24, 2016

 

--LAS RADIOFÓRMULAS--


Es fascinante el poder de penetración que tiene la repetición sistemática de un mensaje sobre la cabeza humana.
Si tú trabajas por ejemplo en un taller en el que tienen puesta la radio, oirás las mismas canciones sin parar, un día detrás de otro.
Y ya ha llegado la cosa a un punto en que no es necesario que sean pegadizas, originales o inspiradas. Después de escuchar seiscientas veces la misma tonada, cualquier puta mierda amorfa, mediocre  e insustancial, se te instala en el cerebro por cojones, aunque ni siquiera te guste.


Como los políticos se den cuenta de esto, estamos bien jodidos.
---------------------------------





This page is powered by Blogger. Isn't yours?