miércoles, febrero 14, 2018

 

--HISTORIA DE SAN VALENTUÁN--


San Valentuán nació a principios del siglo XV en una región canadiense en la que hablaban francófono.
El pequeño Valentuán vino al mundo en una humilde familia de pastores, y ya de bebé mostró evidentes síntomas de estar tocado por el fuego del amor. 
Amor, amor, amor y amor, todo en aquella divina criatura se inclinaba al amor. Tan así, que sus padres tuvieron que quitarle los peluches de la cuna porque se enamoraba de ellos con una intensidad preocupante. 
Y en cuanto aprendió a andar no dio un minuto de respiro a las mascotas de la casa, persiguiendo a gatos y perros para abrazarlos y revolcarse con ellos apasionadamente. 
Luego más de mozo, cuando empezó las labores de zagal con el rebaño, su padre lo espió una temporada por si las moscas, y finalmente no tuvo mas remedio que llevarlo a una sicóloga porque ya les había pedido matrimonio a todas las ovejas y a varios carneros. 
Valentuán era amor, puro amor. Rezumaba amor por cada poro de su cuerpo. No podía contenerse. Por eso lo eligieron como santo patrón de los enamorados.
Ah, y nada más llegar a la clínica, se enamoró de la recepcionista, del guardia jurado y de la propia sicóloga. De modo que ella pasó de visitarle más y le derivó a una colega suya que le caía mal.
FIN



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?