jueves, febrero 15, 2018

 

--EL BONITO CUENTO HINDÚ DEL MAESTRO RAHATMALAMA--


Por las polvorientas colinas de Brahmalahandra, allá en el lejano oriente, pasaba en cierta ocasión un humilde campesino con un carro de heno para venderlo en el mercado de Yihartaladhrán. 
Él iba a horcajadas en la mula, su esposa sentada sobre la paja y su joven hijo caminando a pie junto al carromato.
Y en éstas que se cruzaron con el sabio Rahatmalama que se hallaba meditando al lado del camino.

-Permíteme una pregunta, si no es molestia, oh buen labriego:¿Cómo es que tú vas en la mula, tu mujer en el carro y tu hijo caminando?- le dijo al padre.

-¡¿Que qué?! -le respondió el campesino- ¡Voy como me sale de los cojones, gilipollas! ¡¿Quién mierdas eres tú?! ¡A ti qué coño te importa lo que yo haga para meterte en mi vida! ¡¿Me meto yo en la tuya, imbécil?! ¡No,¿verdad que no?! ¡Me cago en tus putos muertos, tío! ¡Pues eso, aire, vete a tomar por culo, que aun te voy a meter un puñetazo y te voy a reventar el hocico!  

Y el sabio Rahatmalama, se fue marchando discretamente.
FIN



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?