domingo, septiembre 18, 2016

 

--LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE--

Estaba Armandito Lafoyette tomándose una caña en la ciudad de Valencia, y mientras admiraba sus monumentos, entornó los ojos y deseó vivir un siglo o dos atrás, para ver cómo era el pasado.
En ese mismo instante, su Amstel de grifo pasó a ser un anís con sifón, su atuendo de camiseta, gorra de béisbol y bermudas, un sobrio traje con bastón y bombín, y la mesa de plástico rojo, un magnífico velador de forja y mármol.
Pero él no fue consciente de ningún cambio. Simplemente estaba ahí, con absoluta naturalidad, viendo pasar los carruajes por el empedrado y a las damas con sombrilla tomar su horchatita fresca, mientras le pasaba por la cabeza que deseaba vivir en el año dos mil para saber cómo era el futuro.
Y fue entonces cuando las fuerzas del azar, temiendo que aquello derivase en un cuento de nunca acabar, lo dejaron tirado allí pasando de él.
_FIN_





Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?