sábado, septiembre 19, 2015

 

--UN CUENTO PRECIOSO DE VERDAD--



__CUENTO EJEMPLAR DE SABIDURÍA__
Cuentan que una noche estaba en un lugar muy lejano de Japón un monje saolirri meditando junto a una pequeña hoguera.
Nota aclaratoria 1:
Los monjes saolirris son en su mayoría de Lizarra, Iruñea, o digamos Nafarroa en general y tienen la capacidad de concentrarse, sobre todo en horas punta y si son muchos.
Pues bien, continuemos.
Este monje estaba meditando sus cosas, cuando apareció por entre la nieve del sendero un gaucho que viajaba con su familia por todo equipaje. 
Nota aclaratoria 2:
Los gauchos son, o bien esquimales, o bien argentinos, según se dé la información de forma correcta o errónea.
Sigamos.
El esquimal argentino descabalgó a su esposa, a sus tres hijos, a su perro husky, a su lemur de cola anillada, a su mapache de cola estándar, a sus dos hijos más, pues tenía un total de cinco, a la madre de su esposa que le hacía las veces de suegra, al abuelo de uno de sus hijos y al propio caballo, pues a todos ellos llevaba el buen gaucho a cuestas.
Nota aclaratoria 3:
Cuando decimos "a cuestas" nos referimos a que los soportaba él, a que los llevaba subidos a la chepa. Y lo aclaramos más que nada porque "cuestas" al ser una palabra polisémica se presta a confusión. Las calles empinadas son cuestas, pero también es un tiempo del verbo costar, yo cuesto, tú cuestas, etc., que a su vez puede significar grado de esfuerzo o valor crematístico.
Continuemos.
Al llegar, el monje saolirri salió de su absortez y levantando los ojos saludó a los recién llegados.
Ellos venían agotados -sobre todo el gaucho- por tan largo viaje, por el frío de la noche, por el hambre y por la fatiga.
El monje, de inclinaciones conmiserativas, les ofreció lo poco que tenía, una tetera que contenía té y un pan que contenía hongos.
Los viajeros, embargados de emoción, quisieron corresponder a aquella generosidad de algún modo, mas no sabían cómo, ya que nada tenían.
Nota aclaratoria 4:
Creemos que en los últimos párrafos todo se entiende bastante bien y no será pues necesario puntualizar nada.
Sigamos.
El gaucho, una vez hubo recuperado sus fuerzas, convocó a su familia en un corrillo y les consultó en ese sentido, pero a nadie se le ocurría con qué obsequiar al benefactor. Hasta que la mujer miró a los ojos a su marido y le dijo:
-Tú eres un gaucho, un curtido hombre de las pampas, las estepas y los matorrales, un hábil jinete, un bravo vaquero y además un bailarín de puta madre, que taconea, salta y hace restallar las espuelas en el aire con la estampa más majestuosa que jamás se haya visto. Báilale pues unos pasos al saolirri, en plan homenaje, tal y como hacen en euskalherría cuando agasajan a una personalidad y le bailan un aurresku bien bailao.
Nota aclaratoria 5:
Aurresku viene en la Wikipedia y seguro que hay cientos de vídeos en los que se ve.
Prosigamos.
Y así lo hizo. El gaucho bailó para el monje, intensamente, dándolo todo, con bríos caprinos, con zapateos rotundos y viriles, y saltando más alto que un masai en una cama elástica.
Entonces el monje saolirri, contagiado del espíritu bailón se puso en pie de golpe como impulsado por muelles y brincó también dibujando en el aire figuras de las artes marciales con una gracilidad rayana en la ingravidez.
Cada uno en su estilo lograba desafiar la leyes de la naturaleza en una coreografía portentosa de atlética plasticidad. Tan así que las sombras que de ellos proyectaba la hoguera parecían siluetas de seres mitológicos que volasen entre nirvanas u olimpos, por decir algo.
Nota aclaratoria 6:
No sabíamos bien si poner cielos, olimpos, edenes, nirvanas, pandemoniums, o qué, porque no tenemos claro cuál es exactamente la religión de cada uno. De todos modos en cualquier caso esa información es irrelevante y no desvirtúa el contenido del texto.
Vamos acabando. 
Y así, ambos demostraron con su danza que no importa la etnia, la raza, la nacionalidad, la patología mental o el carnet de conducir de las personas, sino su alma y su corazón, y en todo caso su grupo sanguíneo, por si hubiera un accidente.
FIN




Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?