martes, diciembre 24, 2013

 

--ANODER FOQUIN YIAR--


El burgomaestre ecuestre tenía un caballo, un caballo bayo que le vendió un payo, un payo uruguayo con el pelo cano suramericano que vivía cerca, cerca de la cerca, la cerca de alambre donde pasan hambre una oveja vieja y una vaca austriaca de cuernos modernos como manillares de motocicleta, de escuter escueta, casi sin silueta, muy breve y concreta, salida del cuento de algún lisboeta que escribe en libreta de su puño y letra, con el entrecejo tal que si conejo, peludo y ceñudo que peina un barbero vero verdadero, italiano entero, nacido de parto, de parto modesto, de parto de esparto, de esparto espartero, que como el ecuestre del burgomaestre tenía un caballo, mas no fue de payo sino de gitano, un caballo tordo, tordo, gordo y sordo que intentó vender, mas vender no pudo por tan barrigudo, pero lo trocó por un pico agudo, de pico picudo, de picar lo duro, y por unos rastrillos que iban en un trillo de trillar en era que eran de madera, y por unas tenazas envueltas sin arte, sin arte y sin traza en papel de estraza, como aquel regalo que regala un galo natal de la Francia, tierra de fragancias y amables estancias, de gran elegancia, donde se ponuncian las ís o las ús con morro trompetero de oso hormiguero, que es un bicho raro, mucho más que un pollo, un pollo criollo criado en la pampa, de extensas estampas sin árbol ni rama en el panorama ni cumbres alpinas para el alpinismo, más llano que un plano, más plano que un mapa, donde vive el gaucho con ruedas de caucho bajo su lanrover que no hay quien le robe, más fiel que un corcel, más fiero y más fierro, más hecho de acero, que es el mejor cuero, veloz como coz, pero menos elegante que un elefante con corbata y guantes como los de circo, de circo circense de Lugo u Orense en plan cisterciense, con frailes y bailes, con bailes de monje, con poses de monja y acrobacias batracias cual saltos de rana tal vez orensana o tal vez lucense.
El burgomaestre ecuestre tenía un caballo de arte y ensayo, que fue a un restaurante, reservando antes, y pidió de entrante una fuente llena de pasta ripiena, de pasta ripiena, de pasta ripiena, de pasta ripiena...
-----------------------------




Comments:
Feliz año a vuestra excelencia y a la familia de vuecencia de la familia sevillana junta de nuevo y en paz.
 
Me alegro muy enormemente.
Que los dioses les sean propicios eternamente.
Muchas gracias, igualmente.
Joder, qué bien, oiga.
 
También desde Sevilla, te deseo lo mejor.

Seguiré disfrutando de tu blog y leyéndote entrelíneas porque entre broma y broma bien claro que hablas, Blas.
 
Un blog que se está haciendo viejito. Ya veremos lo que aguanta.

Gracias mil, Luxin.

Que tengas un buen año.
Y una buena década.
Y un buen siglo.
 
Feliz año y saludos desde Suecia!
 
Igualmente, don Gerardo, desde aquí, desde el subinframundo.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?