domingo, enero 27, 2013

 

--CARTELES DE UN DOMINGO EN FACEBOOK--

--METÁFORA DE LA PERSIANA DE PVC--
Érase una vez alguien, un señor o una señora -no sé bien- que tenía las dos manos en uno de sus brazos y ninguna en el otro. Y lo mismo le ocurría con los pies. Y para más inri llevaba además los dos brazos y las dos piernas en el mismo lado del cuerpo, lo que le iba fatal para mantener el equilibrio. 
(Lo de menos era si lo cargaba todo al lado izquierdo o al derecho) 
Esta persona pues, era para el principio de simetría lo que un diseñador de canguros para las elementales proporciones: el extremismo. 
(Que no es lo mismo un canguro que una persiana de pvc, conviene aclarar) 
(es que si no distinguimos eso, no es necesario que continúe con esta estúpida metáfora))
Llevar el extremismo a extremo solo sirve como elemento decorativo, como estética, como arte, como agente inspirador. 
A este señor o esta señora -no sé bien- se lo rifaban los escultores, pintores, retratistas y noveleros, ya que les ponía el surrealismo en bandeja. Era como un trozo de imaginación con soporte físico, como una fantasía hecha magro.
Pero si bien esa estructura no le resultaba práctica para andar, como ya quedó dicho, aún peor le iba para echarse un pensamiento. El cerebro también se le amontonaba a un solo lado del cráneo descentrándole los argumentos por completo. Así pues, ni él, o ella, entendía a los demás, ni los demás la entendían a ella, o él.
-Moraleja-
Si todo lo cargas a un lado, el carro se vuelca. Si sólo funcionas con uno de tus lados, se te desequilibran los andares y los discursos y  se te va torciendo todo, desde el culo a la cabeza.
-Moraleja alternativa-
Para enfrentarse a los demás hay que ser muy equilibrado y astuto, pues los demás siempre te superan en número.
-Moraleja bonus-
Los canguros viven en Australia, y las persianas de pvc están extendidas por todo el mundo, aunque a mí no me gustan demasiado porque si les da mucho el sol se resecan y se ponen feas. En cambio los canguros ya son feos de nacimiento, pero al ser extremos en su composición, nos resultan emocional e intelectualmente estimulantes, y por eso los encontramos graciosos, fascinantes y marsupiales.

wwwwwwwwwwwwwwww
A veces la olla se va en serie. 
Estas cosas las hace uno en el facebook, que es un sitio en el que todos somos amigos y simpáticos y graciosos y tolerantes y festivos y cascabeleros. Es decir, que nos aburrimos de cagarse. Y entonces se activa el calambre automático y se dan resultados como los que pueden apreciarse a continuación.
Debo aclarar que ha sido cosa totalmente casual y espontánea. 
Ha ido surgiendo sola, así a lo tonto.
Lo único que he intentado, ya puestos, es que los chistes fuesen muy malos.
En serio.
;-)


















Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?