domingo, agosto 12, 2012

 

--OLIMPIADAS 2012--


Cada tres o cuatro años asistimos a un espectáculo de la hostia llamado olimpic gueims. Y cada vez los medios de comunicación subliman lo insublimable sumándose al negociakos. (dicho así parece el apellido de un atleta griego)
Espíritu olímpico (pffff je je je je) (eso es sentido del humor, nen)

En el deporte profesional la regla de oro es ganar: el que llega segundo es el primero de los perdedores.
(Dile al Joselín Bolt que un diploma olímpico o una chapa bronce molan mazo) 
Luego habrá, como es lógico, deportistillas que van a echarse unas experiencias wapas en el "evento" y que como no tienen posibilidad ni remota de hacerse un podio, dicen ennoblecerse con participar y/o luchar contra sí mismos intentando mejorar su raquítica marca. (Al final es rollete Erasmus, má o meno)
"Yo estuve en las olimpiadas de Londres saltando de un trampolín" prestigia más que  decir "una noche en el 79 me metí 18 coñacs sin caerme" ó "un domingo en el 83 me comí 22 canelones y repetí postre" 
La mitad de las disciplinas olímpicas son unas tonterías de cagarse encima. ¿Quién fue el gilipollas que ideó el caballo con arcos? ¿pa qué mierdas sirve eso, tío? ¿qué coño se intenta demostrar?

Un aparato de radio dijo a lo lejos: "en breves instantes dará comienzo la eliminatoria masculina de los 3.000, obstáculos"
Muchos obstáculos me parecieron a mí, entretenido como me hallaba en cosas de verdad importantes. (rascándome las pantorrillas, que las tenía fritas de picadas) (los mosquitos- tigre sí que están pulverizando récords año tras año)

Natación sincronizada………. (jodeeeer…)  Hay por parejas y hay una modalidad en que salen un montón de nadadoras moviéndose tan rápido, tan epilépticas y tan a la vez que acojona y todo. 
A ver, analicemos… Si cada una de ellas sabe hacer el ejercicio de puta madre, qué coño importará que lo sincronice con siete más o no. Qué más da. Lo que importa es si ella lo hace bien. O sea: si la señorita X lo hace de coña y la señorita Z también, pero se desfasan la una de la otra un miserable segundo, pierden. 
(Si eso no es chorra, prometo pasar el resto de mi vida con el meñique metido en la nariz) (Que hagan fútbol o tenis sincronizado a ver qué, espabilaos)

Por otra parte, tanto en la natación sincrónica como en las gimnasia artística -esa del hulahop, las mazas, la cinta o la pelotita- se deja a un lado la posible participación masculina. ¿Por qué? ¿Qué pasa, que los cientos de gimnastas gays no tienen derechos? ¿Sólo queda para ellos la humillante marcha atlética? Es injusto, ridículo y absurdo.

Prueba de TRIPLE salto, longitud: Sobran las palabras. (serían demasiado crueles y puede haber niños leyendo)

-Momento guerrero-
Las olimpiadas son competiciones y por tanto no pueden enseñarnos nada bueno.  Son un engaño, otro más, del capitalismo radical. Disfrazan de auto superación la simple y primitiva competencia. Y competir fomenta la enemistad y el mal rollo.
Lo importante es la olimpiada. Lo que le importa a la olimpiada es la olimpiada, no los individuos que la posibilitan con su anónimo esfuerzo. 
La ceremonia de apertura ha sido preciosa. Han participado en ella doce mil figurantes, doce mil machacas absolutamente prescindibles que se han hinchado de ensayar y que no importan una mierda: no se llevan la medalla de oro al tío que mejor formó parte de la palabra "hello" o "wellcome". Es decir, a la empresa le importa la empresa, no los obreros. 
Si los obreros compiten entre sí y se "autosuperan" día a día, la que gana es la empresa. 
Si dos equipos se matan a codazos bajo el aro luchando por encestar, quien gana es la federación de baloncesto. Siempre la empresa. 
Los olimpic gueims están hechos con la masa de un país para sacarle un puñado de pasta al resto de la borregada mundial. 
"Yo estuve en Los Ángeles, yo en Barcelona, yo en Seul, yo en Pekín…" ése es el premio para la peña: La zanahoria de oro.
Lo importante es participar, dicen que dice el espíritu olímpico. 
-Fin del momento guerrero-

Tiro con arco. (aaaaaaaahá!, de modo que ese chisme lleno de varas, tubos, poleas, pesas y tornillos que sostienen esos tipos es un arco…… joder, lo que se aprende viendo los juegos)
¿Y las pistolas, escopetas, rifles, fusiles, carabinas o lo que sea eso que empuñan? ¿qué me dicen de eso? (¡la virgen santa, qué amorfidad de artefactos!)

Lanzamiento de jabalina. Bueno, es una lanza. Tiene su sentido.
Lanzamiento de disco. Buff, empieza ser rarete.
Lanzamiento de martillo. Sin comentarios.

Deportes de vela. Esto ya es el colmo, la cumbre, la cima. Un deporte que practican cuatro aristos de mierda, va y lo llevan a las olimpiadas, ahí, con dos cojones, como si le interesara a alguien. Y la hípica es el cachondeo puro: se trata de los papis de los chicos de la vela pillando cacho también del presupuesto y siendo transmitidos por las teles de todo el mundo mientras se exhiben majestuosos a lomos de sus jamelgos.

Voley-playa femenino. Un deporte de pelota en el cual lo de menos es el balón, 
y el deporte, 
y las normas, 
y la cancha...

Al final llega la ceremonia de clausura. ¿Serán los mejores juegos de la historia? (mmm, qué nervios, qué nerviossss) (los de mi país lo fueron) (por eso estoy tan orgulloso) (el deporte es noble) (y sano) (sanísimo) (sobre todo las maratones) (y la gimnasia infantil) (y el coi) 
¡Viva la esgrima y el joquei yerba, joder!

Comments:
¡Genial! Lo que has escrito es tan cierto como gracia tiene; y es ciertísimo. ¡Qué panzada de reír!
 
Para mentir ya están los informativos.
De hecho, los informadores y la verdad coinciden muy pocas veces. Sólo en esas raras ocasiones en que la realidad de los hechos casualmente conviene en su estado natural a la empresa informante.

Me alegro de que aún te vayas riyendo en vez en cuando.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?