domingo, diciembre 25, 2011

 

--BIENAVENTURANZAS--

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque del mismo modo podrán tener frío o calor de paz, dolor de concordia, picores de conocimiento o tembleque de armonía.
Bienaventurados los turistas ciegos porque ellos tendrán perro-guía y matarán dos pájaros de un tiro.
Bienaventurado el pájaro número tres porque él se librará de que le disparen.
Bienaventurados los meteorólogos porque ellos trabajarán de sol a sol aunque sea de noche o esté nublado.
Bienaventurados los lagartos del desierto porque ellos se podrán chupar el ojo.
Bienaventurados los bebés con gato porque ellos arrasarán en el tube.
Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos facilitarán la desinfección en los trasplantes.
Bienaventurados los castos porque ellos conservarán su nivel de amor intacto hasta el día del juicio.
Bienaventurados los fakires porque los cristales y los clavos no llevan colesterol.
Bienaventuradas las aves porque ellas no tendrán nunca que llevar braquets.
Bienaventurados los amantes de la metáfora porque sobre ellos lloverá la luz nívea del cántaro celeste que se recuesta en las aristas fenecidas de un arco iris onomástico.
Bienaventurados los matemáticos porque ellos se podrán calcular para ver cuántos son.
Bienaventurados los vascos por no ser norteamericanos y ahorrarse con ello la cabronada de deletrear sus apellidos.
Bienaventurados los sinceros porque ellos contarán con las mismas probabilidades de ser creídos que los embusteros.
Bienaventurados los nudistas porque a ellos se les verán todos los tatuajes.
Bienaventurados los que cocinan cebollas porque serán capaces de freír y llorar al mismo tiempo.
Bienaventurados los que sufren persecución porque ellos van primeros.
Bienaventurado el que vaya el último porque podrá darse la vuelta y correr hacia el otro lado sin que se percate nadie.
Bienaventurados los trolls de internet porque de ellos será la eterna juventud.
Bienaventurados los códigos de barras porque ellos identificarán el pan.
Bienaventurados los consumidores de coca porque ellos sí llevarán el ritmo en la sangre.
Bienaventurados los iletrados porque ellos podrán cometer faltas de autografía.
Bienaventurados los resfriados porque ellos podrán sonarse aunque no se hayan visto antes.
Bienaventurados los bienaventurados porque ellos serán bienaventurados.

Comments:
Con ánimo de aportar algo, le he dado vueltas y vueltas a tu retahíla pero ésta es tan completa que mi contribución sólo puede ser inoportuna. Aún así, por lo mucho que me ha costado llegar a algo mi ego injuriado por el esfuerzo se resiste a callar como debiera. Así pues, con mis disculpas, con mi soberbia, ahí va:

«Bienaventurados los limpios, porque ellos irán tras el corazón verde».

«Bienaventurados los que sufren escarnio, porque sí».
 
Válidas bienaventuranzas.
Qué distinto sería el mundo si todos bienaventuráramos, coño.
 
Yo también tengo una bieanventuranza para todos vosotros y en especial para ningun@:

"Bienaventurados los pasos a nivel porque sin ellos Mexico seguiría siendo la mierda que es"
 
Pues en España ya no tienen nivel ni los pasos. Estamos cayendo en barrena.
 
Yo también tengo otra para vosotros, amigos!

"Bienaventurados los muertos porque en mi pluma destacarán como lo hace en el vacío la eternidad"

Creéis que estoy pillao...???

pues áun lo puedo estar más. Y si no que se lo pregunten al fiambre. ('mortadela' en el contexto dekeriano)
 
Dispensen mi inconsciente humildad... tanto es así su arraigada esencia en mi persona que descuidé de poner bien mi majestuosa estampa. Saludos umbilicales.
 
Bienaventurado sea, kerido keruak. Zorionak.
 
pase de mí, quiere? tú y la otra de arriba también.
 
Feliz Navidad
 
Suelo visitar México cada vez que estoy allí; eso no quiere decir, de sobra lo sé, que tenga la razón y discrepe del acertado “Feliz Navidad” que Blas Decker ha deslizado como quien no quiere la cosa. Son enfoques distintos. No creo que entre adultos la sangre haya de llegar al río, que es el morir, ¡gran cantar!, pues entre los poetas míos Manrique tiene un altar.
 
Concha Piquer
 
Bienaventurados los extremos religiosos porque entre ellos no se tocan.
 
«Bienaventurado el pan de Viena de Ventura porque no sabe de su masa buena».

«Bienaventurado, de Lilly Goodman, porque así se llama el título».
 
Bienaventurados los que creen en ultratumbas porque ellos se tirarán muertos más tiempo que nadie.
Saludos Amla.
 
Pan de Viena+Sobrasada de Mallorca=Globalización.
 
jur jur
 
Hostia tú! De bienaventurar a desear calamidades!!!

Tenía mi amigo el Nabo razón, este tío está del otro lado.
 
¿Qué tío, qué tío?
Me urge un cursillo de criptografía.
O dejar el absenta.
 
...
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?