martes, mayo 31, 2011

 

--CARTA A LOS LISTOS--

PRÓLOGO
Desde hace muchos años -pero cada vez me pasa más- cuando escribo la palabra "intelectuales" refiriéndome a los escritores, científicos, filósofos, sociólogos, sicólogos, artistas, economistas, y demás sesudos de prestigio, no sé si colocarla entre comillas o no. He pasado a lo largo de mi vida, de la admiración juvenil por ellos, al estupor maduro, y sospecho que en mi postmadurez ya ando a un centímetro de odiarlos. 
Cuando cualquier problema-fenómeno se genera en la sociedad, un ejército de intelectuales acude a su análisis como irían las moscas a una mierda espolvoreada de azúcar.
Entrevistas radiofónicas, vídeos, televisiones, blogs, prensa papelera, prensa digital, conferencias, tertulias…
Ahí los tenemos con sus conocimientos y su sabiduría. Sí, ahí los tenemos, pero ¿haciendo qué? (Pensémoslo un poquito más: ¿haciendo qué?)
Analizando, ANALIZANDO, señores. Analizando y midiendo sus visiones con las de sus colegas o competidores, opinando, desmenuzando el fenómeno, vaticinando su trayectoria triunfal o su muerte, buscándole las pegas, los errores, desvelando sus antecedentes, aplaudiendo o insultando a sus protagonistas, extrapolando o comparando lo que acontece con otros fenómenos pasados, haciendo pedagogía universal, escribiendo artículos perfectos, inteligentes e incluso poéticos al respecto, desgranando la condición humana, filosofando con excelsa brillantez, detallando con ingenio pros y contras, adhiriéndose a la causa, desmarcándose de ella o argumentando su sobrio escepticismo, criticando los motivos o a los autores, ofreciéndose a colaborar incluso con los implicados, etc.
CARTA
Queridos "intelectuales" que simpatizáis con el 15M:
Desde un humilde Graduado Escolar me gustaría deciros que analizar las cosas está muy bien, ok, pero hasta yo sé hacerlo.
Mirad, estoy hasta los cojones de gente ilustre inundando los medios con sus análisis respecto del 15M. Joder, si sois los más listos, los más documentados, los más certeros, los más mediáticos y los más visionarios, ofreced soluciones o ideas y dejad de florear discursos y textos con lo que está pasando, que lo que está pasando, está pasando, y ya lo sabemos todos; que una obviedad por muy bien escrita que esté, sigue siendo una obviedad, joder, que siempre parece que busquéis el aplauso en vuestras intervenciones, que la calle no está dirimiendo vuestra excelencia sino la indignidad y podredumbre de una clase dirigente, la estafa al pueblo y la injusticia en definitiva. 
"Intelectuales" que empatizáis con la gente o que os consideráis parte de ella, acabad de una puta vez con los análisis y aportad vuestras ciencias al mundo como las aportamos en la medida de nuestras posibilidades los que no tuvimos la suerte de nacer con tan fecundos cerebros.
O sea, que os ruego, os imploro, os suplico, que en vez de estrujaros las meninges con tan estériles analíticas, uséis vuestros talentos en direcciones prácticas y productivas, porque si no lo hacéis así, por mí os podéis ir a la mierda en fila de a uno. 

Comments:
Analizar no está mal, Sr. Deker, que está muy complicado esto de los mercados financieros, y luego nos las dan con queso los que manejan la monea; yo agradezco a estos chicos del 15M que le expliquen a la gente lo engañados que los tienen para que asi se solivianten y se levanten.
Y en cuanto a los intelectuales que se adhieren, no me parece mal que analicen, diagnostiquen y nos lo expliquen, para eso están, para comprometerse con la sociedad.

A ver si inventan una maquinita que redistribuya la riqueza entre la gente, que buena falta hace.

Un saludo, Don Blas.
 
No digo que analizar sea malo, ni mucho menos, pero he leído en las últimas semanas kilómetros y kilómetros de pantallas de ilustres simpatizantes que analizan de puta madre el nacimiento, la evolución y las posibles trayectorias que seguirá el obús del 15M.
Mi quemazón la resumo en las líneas finales del artículo ¿por qué no dedican ese mismo esfuerzo a inventar apaños, arreglos, soluciones, estrategias, en vez de a la profundísima microcirugía del fenómeno?
Y ya que algunos dicen que las reclamaciones de DRY y demás agrupaciones son realistas-viables y no quimeras de perroflauta, ¿por qué no -ya que no ofrecen ideas a la causa- aprovechan sus atalayas para defender con vehemencia y argumentos, por ejemplo la supresión del Senado, la dimisión de Puig, el control del absentismo laboral en los políticos, el reparto del curro, la racionalización de las astronómicas diferencias salariales entre gobernantes y gobernados, etc.?

Notilla: a lo mejor alguno lo habrá hecho y yo no me he enterado, pero en general simplemente teorizan y teorizan y teorizan hasta el orgasmo.

Otro saludo, Don Usted.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?