miércoles, diciembre 23, 2009

 

--NOCIONES DE ARTISMO--

HACE AÑOS YO SOLÍA PERDER ENTRE DOS Y DOS KILOS Y MEDIO EN CADA COMBATE DE BOXEO.

El Artista Multimierda.
1-
Inicio explicatorio: ¿Qué es un artista multimierda?
2- ¿Qué le mueve a serlo?
3- ¿A qué aspira con su obra?
4- ¿Necesita público?
5- ¿Por qué se corta el pelo?
6- ¿Es imprescindible ser contradictorio?
7- ¿Hay alguna cuestión más?

1- Para ser un artista multimierda lo primero que hay que hacer es no ser artista. Un artista está convencido de que lo que hace es arte, se corresponda eso con la realidad o no. ¿Por qué se llama entonces artista? Pues muy sencillo: porque de alguna manera hay que llamar a las cosas para que resulte entendible el mensaje.
El lenguaje es un vehículo colegiado que en escasas ocasiones podría entenderse en estricta literalidad. La mayoría de las veces tira de metáfora, y sólo si se da un amplio acuerdo interpretativo es posible la comunicación. Así las cosas, deberemos llamar artista multimierda a alguien que en puridad no es ni debe ser artista.

2- A diferencia del artista, el multimierda construye sus cosas sin la obligatoriedad de que le haya de satisfacer el resultado de las mismas. Considera una labor ingrata sentir siempre acechándole el cuello la espada del éxito, estar constantemente bajo el yugo de que sus producciones sean meritorias y aplaudidas.
Hay momentos en que por casualidad crea obras que luego le gustan y eso lo interpreta como un regalo del azar, como quien encuentra un billete por el suelo. Tal circunstancia le supone un plus de alegría con el que no contaba en principio, ya que al multimierda lo que le place es hacer.
Se resume de un modo muy sencillo:
A un artista multimierda no le gusta todo lo que ha hecho. Lo que le gratifica es hacerlo.
Y todo el mundo cuando hace una cosa, cualquier cosa, es porque no se le ocurre en ese momento otra mejor que hacer.

3- Evidentemente a nada. Si aspirase a algo se convertiría en artista. El artista se debe a unos condicionantes que el multimierda desprecia: éxito, superación, aceptación pública, valoración crematística de lo creado, etc.
Cuando alguien se dedica profesionalmente a una actividad que le resulta edificante, no debería recibir por ella más de lo necesario para vivir con la misma o menor dignidad con que lo hace quien se ve forzado a desarrollar una tarea que odia.
Un futbolista al que le encanta el fútbol, un cirujano que ama su oficio, un científico vocacional, un artista al que le apasiona el arte, deberían sentirse afortunados al margen de sus ingresos y estarse 24 horas al día con una sonrisa de oreja a oreja. Si necesitan además de eso ser millonarios es que algo falla. Los trabajos mejor remunerados debieran ser aquellos que ni usted ni yo querríamos hacer.
Por tanto un artista multimierda se ve suficientemente retribuido por sus acciones, sean éstas de la calidad que sea.

4- No es condición indispensable contar con público o audiencia. Si se da el caso, lo acepta y agradece. No obstante deberá quedar claro que un multimierda hace lo que hace con o sin el conocimiento de sus semejantes. Crear, para este tipo de artista-noartista, es una de sus necesidades, simplemente, y podría equipararse a tomar café, pasear, charlar o escuchar música. Lo más habitual es que nos crucemos por la calle con una persona sin saber que es un multimierda. Hay casos en que no lo saben ni sus compañeros de trabajo, ni sus amigos e incluso ni su propia familia. Y eso es frecuentemente lo más aconsejable: que no lo sepan. Porque cuando llegan a saberlo ametrallan al sujeto con recomendaciones bienintencionadas pero fatigosas, y un aluvión de sugerencias se precipita sobre él. Que si por qué no intentas esto y aquello.... que si podrías esmerarte un poco más.... que si hay gente peor que tú y triunfa...

5- Porque es higiénico. Porque tiene remolinos que no hay quien los peine por las mañanas. Y porque ha pedido hora al barbero y se la han dado a las cinco y cuarto. Francamente, no creo que todo esto sea relevante.

6- Imprescindible no, pero preferible sí, al menos en cierta medida. Digamos que en un 25%, así a ojo, es beneficioso ser contradictorio. Para un artista multimierda viene muy bien no estar de acuerdo al cien por cien consigo mismo: eso le da posibilidades de seguir creando cosas distintas. Llegar al convencimiento constriñe y limita las vías de acción. La coherencia total es un límite, es un non plus ultra hermético y finiquitado que no permite exploraciones. En cambio saber que lo que hace hoy probablemente no le gustará mañana, le exime de obligaciones y le ofrece mayor libertad, como ya se ha apuntado anteriormente con suficiencia.

7- Pues no, de momento no.



POR ESO TUVE QUE DEJAR LAS APUESTAS.

Comments:
Bueno, pues en cierto modo respiro tranquila, ya que yo cuando me centro siempre estoy de acuerdo conmigo misma. No estoy segura de si cumplo o incumplo algún requisito más. Pero sí que conozco a algunas personas que sí que los cumplen todos.
Mucho timo es lo que hay.
[Yo aspiro humildemente a no convertirme en un timo más]
Un saludo, y buenas fiestas a vd.
 
En mi caso sería absurdo hablar sólo del significado de lo expuesto, cuando lo que personalmente a mi (no a otro :) me ha fascinado de esta lectura ha sido la habilidad comunicativa: directa, profunda y con un genial humor creativo.
 
Sra. Nicotina: no sea nunca un timo. No seamos nunca un timo. Huyamos del hombre-fraude que domina el planeta. Nuestra contribución al mundo debemos ser nosotros mismos. Saquemos al "buen rollo" de su actual etiqueta de moñez y elevémoslo a categoría filosófica.
Felices pascuas, amiguita.


Los textos, las exposiciones y los vídeos que se pueden ver en este blog combinan coherencia e incoherencia de modo caótico. Son ideas que no filtro y que dejo tal como vienen. Pero en este caso estoy bastante de acuerdo con lo que he dicho. (Esto lo apunto para orientarle un poco por si no nos conocíamos usted y yo de algún otro espacio)
De cualquier modo, encantado de conocerle, Amla. Y gracias por su opinión.
Felices Pascuas, caballero.
 
Felices fiestas, señor Blas y compañía.
 
Igualmente, don Opal.
Téngole presente. Usted significa. Ya son años.
 
Pues desde lejos, muy lejos, le deseo tambien un feliz anno 2010.
 
deker

si usted fuera unas cuantas uvas, no doce, no se me avaaance, sinó unos cuantos millones de racimos, le deseo un año digno de catapultarle al top one del wine selector. y déjese de algarrobas, que son antiestéticas.
 
Dr. ¿por qué está tan lejos, buen hombre?¿qué coño hace en Australia? Feliz happy crismas and merry year new.



Muñeca, es vino es dios y la algarroba es como el padre telúrico panteísta de dios. Hoy por hoy y aunque el simbolismo algarróbico todavía me influya, prefiero el vino, que me influye el doble y de un modo más risueño.
Concelebrar es bello.

Le deseo toda buena suerte de parabienes para el año que viene y los próximos setenta siglos, aprox.
 
Feliz anno tambien a usted, Sr. Deker. Uno esta en Walvis Bay, en Namibia, en rollos aeronauticos. Mañana volamos de vuelta, pero creo que a las uvas o llego muy justito o no llego.

Quisses a lot para Vd. en estas santas crismas.
 
Conduzca con cuidado.
 
Lamento ser el pedante y añadir que la actividad del neocortex supone una fracción muy pequeña de la del cerebro en general.

Feliz ano nuevo, aunque yo prefiero ir con cuidado y no andar teniendo que cambiarlo periódicamente.
 
Sería neocortex cuando lo descubrieron. Ahora ya es algo asumido y sin novedosidad. Pero, vamos, como su actividad es tan pequeña, ni me he molestado en usarlo nunca.
(Francamente, el resto del cerebro tampoco lo empleo. Creo que pienso con el cráneo)

Suerte y al toro, morsa.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?