jueves, diciembre 31, 2009

 

--CUMBRES de la MEDICINA--

El día 63 de noviembre del año en curso lectivo 2009, el doctor en cirugía de nuevas tendencias, Investigador Wilmar de la Universidad Complutense de Alcahalá de Enares, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara, abrió con el bisturí una vía jamás explorada.
Tendríamos que remontarnos a principios de mes para que fuese día 1. Y tendríamos que remontarnos diez años para encontrar a Wilmar, cuando aún le llamaban Tony, trabajando en una planta biomarina a las órdenes de sus superiores.
Tony Wilmar desarrollaba su becaría en las costas de Cambados, Pontevedra, Ourense, A Corunya e Lugo, en una piscifactoría de moluscos de doble cáscara.
Allá por la mitad del siglo 19, lo que en rigor deberíamos llamar siglo 19´5, acreditan fidelignas documentaciones que Wilmar contaba ya con antepasados.
No se trata pues de una figura que apareciese en La Tierra solo sin proceder de nadie.
Nos saltaremos sus primeros 4 años, ya que no hay nada en ellos digno de mención, y haremos lo mismo con su adolescencia y juventud, ya que las consagró exclusivamente al estudio y por tanto no hay en ese tiempo nada indigno que mencionar.

Día 62 de noviembre de 2009.
Ingresa a las 12´30 en la Unidad de Quemados del Hospital Memorial de Lincoln-Kennedy, Albany, Southerland, Portland, el individuo Robert Mackenzie, un hombre de 40 años, varón y virgen: no se puede hacer nada por él, y muere.
A las 12´45 ingresa por una ventana que da a la parte trasera de las oficinas un sujeto con síntomas de desorientación espacio-temporal que es tomado por los vigilantes por un malhechor: le son introducidas en el pecho varias balas, no se puede hacer nada por él, y muere.
Cuando el reloj marca las 12´51 efectúa su ingreso por vía de urgencia la señora Liverstone con muestras de asfixia, de rigidez y de orina. Una vez le son analizadas las dos primeras, es inicialmente diagnosticada de hepatitis renal aguda en ambas piernas; luego se desestima el resultado y se interroga a su hígado mediante una resonancia magnética. El hígado se desentiende y deja la responsabilidad a los riñones. Los riñones aislados y sometidos a presión acaban por inculparse.
Insuficiencia renal con agravante de piedras.
“Estos órganos filtran la sangre del aparato circulador y permiten la excreción, a través de la orina y los meados, de diversos residuos metabólicos del organismo como son la urea, la cretinina, el potasio, el magnesio, el fósforo cálcico, los hematíes, los subconjuntos, las plaquetas y la hemoglobina de origen vascular”
Tony Wilmar es quien asegura eso tajantemente y lo cuelga en un postit en el tablón de anuncios justo debajo de “se dan clases de música por las tardes” y “estudiante de danés busca compañera de piso a poder ser desnuda”

El Dr. Barner se dispone a intervenir a la señora Liverstone y ésta se le muere en los preparativos. Inmediatamente acude el Dr. Augusto Watts que consigue reanimarla mediante descargas eléctricas en los pulgares: la interviene y ella de nuevo muere.
Tras ocho intentos de otros tantos galenos, Tony Wilmar, que estaba presenciando las evoluciones de sus colegas desde la cristalera, monta en cólera y baja urgido al quirófano. Wilmar, con los dos guantes en la misma mano y la mascarilla en la nuca, abre a la mujer y tomando sus riñones se pone a soplar con todas sus fuerzas a través de ellos. En efecto, están embozados y no filtran en absoluto. Saca el teléfono de su bolsillo y realiza una llamada. Todo el personal de la sala lo mira atónito. Wilmar camina de un lado a otro hablando con nerviosismo, discutiendo acaloradamente y acompañando con aspavientos cada una de sus palabras. Nadie comprende lo que dice, pues parece hablar en un idioma extraño.
Al cabo de unos instantes se le entiende un “Ok” y un “Chao”

Tony ordena mantener con vida a la señora Liverstone mediante alimentación intravenosa, respiración asistida, sonda de desagüe y corazón artificial, administrándole mientras tanto una importante cantidad de analgésicos. La idea es que debe resistir algunas horas hasta que llegue el helicóptero de la Cruz Roja con lo que él ha mandado traer.
Se le ha ocurrido algo que si funciona, además de salvar la vida que está en juego, supondrá un avance sin precedentes en la medicina invasiva. El mundo de los transplantes será otro a partir de esa experiencia.

Hace diez años Wilmar, cuando aún le llamaban Tony, estuvo ampliando conocimientos en una planta mejillonera das Rías Baixas, Galicia, O Grove, Cambados, A Toxa, Costa da Morte e Praia do Mingo. Y allá comprobó que los mejillones son algo así como riñones oceánicos que se pasan la vida filtrando porquerías a jornada completa: se hacen buenos y saludables a base de filtrar sin desmayo las variadas y abundantes mierdas del mar.

A las 14´46, arriba al helipuerto llega la valiosa carga. Desde la misma terraza, arriba, un empleado con indumentaria aislante corre veloz hacia el quirófano llevando una pequeña nevera de camping en las manos. Wilmar la recibe con impaciencia y extrae de ella la red de mejillones.



Seis horas después, todos le felicitan y su nombre empieza a sonar con fuerza para el Nobel.













Si nos remontamos a anteayer, encontraremos a la señora Liverstone concediendo una entrevista a un enviado de la Zoo-Human Science Publications para la edición dominical, al lado de los crucigramas.


-¿ De modo que usted ahora tiene dos mejilloneras donde antes estaban sus riñones?
-Sí, así es. El Dr. Wilmar me salvó la vida.






Comments:
y qué sentirá esta -desgraciada- mujer cada vez que le pongan un plato de paella delante... preferiría no hacerlo. una de dos, o ampliará sus posibilidades de canibalismo restringiendo con ello su calidad de vida, o, superado este tabú por imperativos sociales, podrá convertirse en otro ser capaz de destruir el mundo. no está mal. ese doctor ha creado una monstrua.
 
Lo cierto es que estoy intentando que se fije en mí algún productor de cine japo, de esos de monstruos cutres y tal, o de anime manga o algo.

¿Ostrás! se imagina la cantidad de absenta que podrían filtrar ese par de colonias mejilloneras?
 
http://pez-opal.blogspot.com/

Mi blog.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?