sábado, noviembre 24, 2007

 

-CURSILLO DE COMUNICACIÓN-

La simple emisión al aire de fonemas articulados no es hablar. O puede ser hablar, mas no comunicar.
El habla es el vehículo sonoro de la intelección. También es cierto que hay muchas hablas, mas nunca serán tantas como para no poderlas contar: son por tanto hablas contadas.
Sería absurdo -y por ello tentador- entablar un diálogo a varias bandas empleando tantas hablas como hablantes, mas no se comprendería.
Hablando no se suele entender nadie. Por eso sentimos alegría cuando nos vemos entendidos por alguien, incluso si hablamos el mismo idioma u otro de la misma raíz y origen.
¿Podrían entenderse un noruego y otro noruego, si uno de ellos no lo fuese.?
Hagamos una pequeña demostración práctica con dos españoles, que será más sencillo. Imaginemos a dos compatriotas que se llaman Mario:

-Hola, Andrés. Acércate a esta alta cumbre del cerro en la noche obscura y serena.
-Perdón, Mario, pero yo me llamo también Mario.
-Oh, lo siento, Mario. Nunca caigo en que hay más Marios sobre La Tierra, aparte de mí mismo.
-Bueno, pues yo soy Mario, madrileño de Legazpi de 18 años.
-Coño, Mario. Y yo soy Mario, de Fuencarral, sólo que de 52 años.
-Vale, Mario.
-Mira, Mario, cuán grandiosa se nos manifiesta la bóveda celeste.
-A qué te refieres, Mario.
-Al majestuoso firmamento, Mario, a la enorme inmensidad del cosmos.
-No sé, no acabo de pillar el tema, Mario.
-Pues que hay que joderse, Mario, lo grande que es el cielo, la de estrellas que hay sin que se le adviertan los confines. Vaya magnitud gigantesca y sobrecogedora.
-Si no te explicas mejor, no sé, Mario.
-Pues que el universo es cómo te diría, como tamaño familiar, Mario, como supermonovolumen, como xxxl, como hipermegaburguer, como wualapeazomacrodisco y tal.
-Ah, vale, vale. Grande sí es, sí.
-Te quiero hijo.
-Lo fueras dicho antes.

El lenguaje es indispensable para transmitir una idea, para formar una imagen de un acontecimiento y para pedir tanda en los sitios.
Las Sagradas Escrituras son la mejor muestra. A través de ellas hemos conocido nada menos que a Dios y a un montón de personajes de los cuales hemos extraído las bases de nuestra cultura. Una cultura cristiana con más de cinco mil años de antigüedad.
Pasaje de Jonás:
“Estaba Jonás, el pescadero, en el mar de Galilea, casi exangüe sobre las arenas de la playa, con las ropas a jirones y verdín por todo el cuerpo, cuando llegó el Apóstol Ziri, hijo de Pandrullo el apóstata y nieto de Almohadín el acuéstate.
Ziri corrió hacia el pobre náufrago, le dio la vuelta, pues estaba de morro abajo, y le insufló ventilaciones con todos los orificios que en su anatomía le permitieron tal práctica.
Jonás volvió en sí entre arcadas, vómitos y esputos, y poco a poco recuperose.
Qué pasó, hermano Jonás. – dijo Ziri- ¿Acaso te atacaron los beduinos, los babuinos, los fenicios, los tupamaros, los etruscos, los egipcios, los israelíes...?, ¿o tal vez los enemigos.?
No. –respuso Jonás.- Nadie me asaltó. Ocurre que salí hace diez jornadas a pescar como es mi sino y creí que el oleaje bravo me zarandeaba la barca, mas la mar estaba en calma. Luego vi aparecer de las espumas una cola de pescado mayor que mil atunes y de un golpe me arrojó al océano en la noche negra. La barca a astillas redujo y el candil se asfixió dejándome a la deriva y sin más vista que las estrellas chispeando sobre la superficie del agua.
Vaya infortunio, Jonás. –dijo Ziri- Pero menos mal que gracias a Dios saliste ileso. Lleno de moho apestoso y repugnante, pero a salvo.
No es eso todo, amigo, -continuó Jonás- que una vez desvalido y en remojo, el gigantesco cachalote emergió frente a mí, abrió sus fauces y me tragó enterito de una pieza.
Hala, señor mío. –interrumpió Ziri- Pues suerte hubiste de que fuese esa una fiera poco dada a masticar.
Sí.- siguió Jonás- Y en su vientre permanecí no sé bien cuántas horas o cuántos días. Todo viscoso, gástrico, rancio, como en bodega del demonio, con restos de calamares descompuestos y algas pútridas, con aguas estancadas. En fin, que fue horrible. Hasta que en un momento en el que yo ya rezaba medio muerto, le dio la tos o un estornudo, ve a saber, y me lanzó por los aires envuelto en flemas. Y hasta esta hora en que tú, mi bienhechor, me has recuperado, de nada más guardo conocimiento.
Loemos al Señor.- dijo Ziri, limpiándose la boca y subiéndose los calzones.
Loado sea por siempre.- contestó el santo Jonás.”

-Oye, Mario, ¿lo has entendido.?
-No mucho, Mario.
-Pues que estuvo dentro de una ballena.
-¿Y.?
-Coño, Mario, que sería desagradable, imagino, ¿verdad.?
-Puede, no sé cómo debe ser eso, Mario.
-Joder, chico. Pues imagínate dentro de la tripa de un cetáceo cachalote. Dios nos quiere decir que eso para el pobre Jonás debía ser como estar en Julio a las dos de la tarde en una roulotte precintada, sin ventanas, llena de bolsas de basura, sin lavabos, sin cagadero, sin luz y sin agua.
-Ahora te explicas, ahora. Menudo pringao, ¿no.?

Por otra parte, y sin alejarnos del tema, el lenguaje debe adaptarse a los tiempos. Del mismo modo en que las tecnologías utilitarias surgen para dar respuesta a las nuevas necesidades creadas para dar uso a esas tecnologías, es obligación del idioma enriquecerse, ya no adaptando sus propias palabras al momento, sino relegándolas por completo y adoptando las equivalentes de otro idioma.
Eso como si un noruego hablase con otro noruego, pero ambos fuesen extranjeros.
Se puede decir más altísimo, pero no más clarete.
Muchas Gracias.
----------------------
PROTOTIPO FUTURO PARA UN CICLISTA DE CANÓDROMO.
EL CANELOBIKE.
Se podrán afrontar con él las disciplinas de pista, ciclocros, persecución de liebre, trineo sobre playa y carreras de trotones.
Los perros son más adpatables al medio, tienen un ritmo cardiaco muy alto y metabolizan antes cualquier sustancia. Además apenas sudan.

La adaptabilidad es el secreto. Adaptarse al medio. Usar su lenguaje. Doparse en las etapas fuertes, etc.

Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?