jueves, agosto 24, 2006

 

---MUERTE LETAL EN NEGRO---

INTRO

Parkinson Pérez no dejó la policía por su desmedida afición al alcohol, ni por su tendencia a las apuestas –le gustaban guapas las mujeres- ni por haber golpeado mendigos, sino porque no era policía, trabajaba como guardia de seguridad en unos grandes almacenes. Unos almacenes de 10.000 kms cuadrados, algo así como el territorio que necesita dominar un macho de lince para no sentirse amenazado por la visita de familiares.
----------------------------

FLASH BACK
La señora Brenda Pérez y su marido el señor Cornelius Mondrián de Pérez encontraron aquella noche cuando fueron a recoger su coche tras una copiosa cena, justo bajo el tubo de escape de un Ford Lincoln Continental del 76 a un bebé de escasas horas.
Lo adoptaron y le llamaron Parkinson, que en navajo significa el hijo del parking.
La señora Brenda era navaja y el señor Cornelius afroamericano negro.
Parkinson era caucásico albino teñido.

FLASH BACK
La señora Brenda nació 38 años antes en Nevada y todo en ella es irrelevante.
---------------------------

Parkinson está hoy en un motel, entre la autopista 45 y la otra, apoyado en la máquina del tabaco y llorando por Carlise. Ella le ha dejado y eso que él le había dicho más de una vez, no me dejes, por favor.
El barman y las putas lo compadecen. Es normal que beba. Si ya su mujer lo abandonó por borracho, cómo quieren que ahora no se harte de cerveza y tequila.
Son las cinco de la madrugada y sólo quedan en el bar unos tipos jugando al billar, dos parejas bailando una lenta de Garth Brooks y un centenar de gamberros que han montado una reunión de scooters y que hacen caballitos en lo alto del mostrador.
Nadie se atreve a cortarles el vacilón. Son duros, barbudos, altos y gruesos. Son tres veces más grandes que sus motos. Y el sheriff no pasará por allí al menos en un cuarto de hora, hasta que baje de echar el polvo. Es un cuarentón flaco y sin sangre, que tarda trece minutos en vestirse.
Alguien debería parar esa locura. Tal vez Parkinson. Es el único que no tiene nada que perder.
-------------------------

FLASH BACK
La señora Brenda y su marido salieron endomingados y felices con el retoño en brazos hacia la parroquia. En la misa de doce darían cristiano nombre y buena religión al pequeño hijo: José Santiago Evangelista de la Cruz Parkinson Pérez Mondrián.
El chico prometía. Cuando el reverendo Stuart lo acercó a la pila para darle santo bautismo, el niño se amorró como un camello que hubiera atravesado los llanos de Mongolia haciendo trasbordo en el Sahara y se bebió media.

FLASH BACK
Garth Brooks, un año antes había sacado el disco que sonaba en la sinfonola del bar, y con el single “Rodeo” consiguió llegar al número uno de todas las listas americanas. Vendió cuatro millones de discos sólo en Luisiana y unas cien copias en Boston.
------------------------

Parkinson reta al cabecilla de los moteros y éstos lo matan por tandas.
Nadie en el local se atreverá a declarar ante un juez lo que ha visto.
Pero el sheriff también lo ha presenciado mientras bajaba por la escalera.
Saca su revolver y les apunta. Él está dispuesto a detenerlos, pero lógicamente no lleva esposas suficientes. Tendría que ser un policía musulmán para tener tantas. Así que logra maniatar a dos y los otros 98 se le escapan.
Son Larry Scoriel y Washington Freeman, ambos de raza negra, pero sobre todo uno.
Entre él, las putas, los clientes y el barman, linchan a Freeman para que le sirva de escarmiento al otro.
-----------------------

FLASH BACK
El sheriff, cuyo nombre era Darren Warren, o Warren Darren, -no importa- antes de ingresar en la policía fue arrestado varias veces por intentar ingresar en otros lugares, pero el hecho de estar casado con Marion, la hija del ferroviario que encontró agua en un pozo, le salvó el expediente.
Un día iba por la calle sexta, esquina Álamo Park cuando de pronto se topó con una moneda de cinco dólares. Creyó que era como la señal de un cambio de suerte, pues hasta el momento sólo había encontrado monedillas de centavo. La lanzó al aire y esperando que cayera de cara, formuló su deseo. Y en efecto se le realizó, cayó de cara.
Darren cambió el carácter como el que cambia de gafas y a partir de ahí fue un hombre distinto. Hasta se tuvo que hacer fotos nuevas para el carnet.
Lo admitieron en el cuerpo y en pocos años ascendió a sheriff del condado.
---------------------

Larry Scoriel se mostró arrepentido al ver ahorcado a su compinche y se hizo confidente del sheriff a cambio de libertad. Sabía muchas cosas de las gentes pese a ser forastero.
Warren supo entonces gracias al chivato que Carlise , la esposa de Parkinson no abandonó a éste por sus vicios sino porque el matrimonio se le estaba poniendo aburrido y necesitaba espacio y un poco de tiempo y distancia para organizarse las ideas.
----------------------------

FLASH BACK
Parkinson estaba en su puesto de segurata. Era su primer día y los nervios se le apoderaban. Necesitaba ese trabajo. Si no conseguía pasar el periodo de prueba no sería capaz de hacer frente a las facturas. No podía fallar.
En la caja 14, una muchacha hacía cola con una bolsita de donuts. Vestía vaqueros y una camiseta de los Indiana Pacers.
A Parkinson le impactó el volumen de sus pechos. Una chica tan delgada con unos pechos tan grandes. Y creyó que intentaba robar, que escondía en ellos algún producto.
Se fue para ella y le dijo en voz baja que qué llevaba en los sostenes, si eran quesos o barras de embutidos choped. Ella se mostró indignada y armó el taco. Parkinson sacó el arma reglamentaria, la encañonó y la obligó a ir al despacho. Allí una empleada la desnudó y recuperó para la empresa dos jamones de york.
Parkinson fue contratado fijo y su mujer le propuso ir a la playa. Todo fue muy bien durante unos meses. Pero un día, Margaret Perkins, la ladrona de las tetas, en venganza se lanzó con su coche contra la cristalera de los almacenes en la que se apostaba Parkinson y arrolló con todo.
----------------------

Aunque colaborase mucho, al sheriff , Larry Scoriel no le parecía trigo limpio. Lo investigó en los ratos libres y vio que de vez en cuando acudía a un apartamento miserable de un bloque casi en ruinas. Una noche entró a hurtadillas en el edificio, le colocó micrófonos por todas partes y le pinchó el teléfono con una jeringuilla para extraer muestras de adn.
Larry, el chivato, era un agente doble. Le contaba al sheriff las intimidades de la ciudad entera, pero por teléfono también le explicaba a la mujer del sheriff todo cuanto éste hacía, a quién veía, con quién trataba, cuánto rato se tiraba en el bar, etc.
Así, la esposa de Darren le exigió el divorcio y lo dejó en cueros.
Warren, avergonzado, huyó al extranjero, y Larry ocupó la vacante con carácter interino.
---------------------------

FLASH BACK
Parkinson salió del atentado con varias costillas rotas y varias sin romper.
La chica murió en el acto a los pocos días.

FLASH BACK
Larry Scoriel, nacido en Oregón, paseaba por el centro de la ciudad con la despreocupación de cualquier joven de 17 años, cuando al pasar por una tienda de motos scooter, vio una que le gustó.
--------------------------

Los padres de Parkinson al serles notificada la muerte de su hijo, se afligieron y juraron vengarse. Había sido un buen hijo, con sus defectos como todo el mundo, pero un buen hijo. Quizás echaba un poco los pies hacia fuera al andar, pero un buen hijo.
--------------------

FLASH BACK
Un macho de lince alcanza la madurez a la edad de adulto.

FIN


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?