domingo, junio 25, 2006

 

--LA LENGUA DE LAS BICICLETAS--

Amo las bicicletas.

Amo las bicicletas porque he llegado a ser el pedazo de carne con criterio sustancial que las centaura. Dios es una bicicleta y las creó a su imagen y semejanza. En la antigua Grecia ya Heráclito Fournier las veneró en su célebre Liada For Baiks.

Nos dice el poeta con voz ronca y afectada:

"Salga Aquiles si Ulises no se ve con cuerpo de conquista, a escalar la gloria del Olimpo puntuable de primera, y pierda en la hazaña un ojo si es preciso, pues ser bicíclope es lo mayor que pueda serse en La Tierra.

Y ruegue que el camino sea largo, pleno de enseñanza y si es posible con agua, que el hado del estío cocerá la sesera del viajante y la valkiria Isidra de siete cabezas por cuello desisidrata a aquel que osa subir las rampas que conducen al Nirvana. Oh, Zeus....oh, Zeus, por qué te rompiste en la batalla, porqué ya no construyes bicicletas. Oh, Zeus....Oh, Mendiz, Mendiz, el biciclo que desliza como aceite por cristal...Oh, Mendiz, de ruedas cual cuchillas.....Oh, Kona, Kona la bárbara, que arrostra el pedregal arrojada y valerosa....Oh, Kona robusta y ruda, de ruda ventura, con cuánto arrojo arrojas por terraplenes al luchador tuerto y le achichonas la testa.

Mejor con casco, Aquiles, hijo de Ulises, que perder un ojo es poco pago para la empresa, mas abrirse la caja de los idearios contra un peñasco es dolorido final y muy sangriento.

Ay, Aquiles, hijo de Otilio, no mires atrás que en sal te convertirás. No hagas aprecio del canto de las sirenas, y sí en cambio procura estar atento a los cantos de las piedras, cantos de doble filo que te atacarán las rodillas y los codos. Aprenderás en la odisea que mover el plato grande cuesta mucho más que el pequeño y que frenar con la rueda delantera te hace ver el mundo con enfoque cenital. No te dejes engañar, sólo es por unos instantes, luego te haces uno con la madre tierra y besas sus materias con ahinco............."

Robert Opelblue en su obra "El Hombre Que Tras Matar De Aburrimiento Un Montón De Caballos A Fuerza De Comeeras De Coco, Decidió Susurrar A Las Bicicletas" nos dice cómo hay que tratarlas. En las imagenes vemos el entorno considerado ideal para que las bicis se críen correctamente en cautividad.

Ha de ser un lugar seco y techado, con luz eléctrica y bombona de gas, con estanterías de madera de aglomerado macizo para colocar en ellas todo lo necesario, barnices, pinturas, rastrillos, fertilizantes, matamoscas, tijeras de podar, aguaplast, etc, con una buena puerta de seguridad (debemos asegurarnos muy bien de que lo que hemos colocado en la entrada del habitáculo sea una puerta) y una cubierta de teja imitación plástico con cámara de espuma de poliuretano. El suelo del cuarto deberá estar a la menor altura posible para su mejor aprovechamiento.

Y de momento eso es todo. Otro día entraremos de lleno en el mundo de las bicicletas.


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?