domingo, junio 04, 2006

 

--LA CASA DE LOS FAMOSOS--

La prestigiosa revista de decoración, exteriorismo y nuevas tendencias "LA CHEZ DE LA MAISON AVEC JARDIN, DES ANIMAUX ET FENETRES" nos muestra en el número del mes de Junio una mansión hasta ahora inaccesible.
Visitamos hoy la inmensa villa del famosísimo dramaturgo, pintor, bailarín,teólogo, filósofo y performer B.D.- del que no desvelaremos la identidad porque nos ha impuesto esa condición a cambio de botellas y dinero.
Nos recibió con chancletas Paco Rabanne, gafas oscuras, bombín inglés y un albornoz Luchino y Visconti de ruso italiano, que él mismo ayudó a diseñar, cortado a la altura del ombligo para que se le vieran bien los genitales envueltos en papel de aluminio.
--------------
--------------
"Hola, bon yuarg. Una vivienda para ser digna de alguien como yo debe integrarse en la naturaleza. Por eso empezaré mostrándoles mi pareja de halcones enanos del Camerún. Sé que parecen periquitos de mil pelas, pero debidamente amaestrados en el arte de la cetrería, se los lleva uno a campo abierto y cazan avispas con la minga. Hay que protegerse de ellos con un guante de acero porque esas garras podrían arrancar de cuajo el tronco de un hombre adulto y dejarlo con la cabeza encima del culo.
Se llaman Isidro y Artonia. Tienen diez años entre los dos y se alimentan de sangre.Luego, también es imprescindible tener un lago con peces que no sepan hacer nada y un perro majestuoso adiestrado para encontrarme todos los viernes sobre las cinco de la madrugada.
El fantástico borzoi se llama Tovarich Pellicena y los peces, carpas.

(Ahí vemos a Pellicena haciendo prácticas para salir de un zulo y a los peces inactivos.)

Luego, ya dentro de la mansión, es bueno guardar los documentos, los borradores de libros y los discos de calidad en un frigorífico para asegurarnos de su correcta conservación. La música a la intemperie tiende a pasarse de moda. En una nevera no. Idiotas.

Y lo último en informática. En el estudio, un ordenador de nueva generación analógica con mis mejores obras escritas en cientos de idiomas y únicamente legibles en español subtituladas al castellano. Es muy útil y sencillo. Si necesito consultar un texto, voy a mi pc y en un momento lo tengo todo en pantalla plana de pixels.

(Observamos cómo deben distribuirse las materias para que no se mezclen estilos o formatos.)

Ahora pasaremos al reciclador de vertidos.

Este rincón de la casa, no hace falta que lo diga, está diseñado por mi excelente amigo Antoni Tapies. Yo le llamo cubo de basura porque soy muy salao, pero se trata en realidad de una obra en la que el equilibrio de las formas, texturas y colores alcanza una belleza conceptual tan ultraísta, tan dadá, tan duduá, y sobrecoge de tal modo a los sentidos, que tras su contemplación prolongada, éstos se subyugan, se dejan conducir en trance al paroxismo y hasta parece que huela.

Y llegamos a los baños. Aquí micciono y voy de vientre cuando llego a tiempo. Aquí la materia orgánica del artista se pacifica y vuelve al cosmos. Aquí la paz inspira.

El grifo tiene agua corriente. Agua normal. En principio la hice poner con gas pero se me hinchaba la barriga y mis allegados sufrían de aerofagia. También a los genios nos gusta a veces gozar de las cosas más vulgares.

(Un lavabo e inodoro de diseños simples pero prácticos. Cada cosa ordenada en su lugar. Todo lo necesario para la higiene diaria.)

Y para terminar, la habitación de la casa más entrañable para mí. La maravillosa suit matrimonial de cama baja japonesa, cortinajes de diversos tejidos, dejados aquí y allá como descuidadamente, que dotan al ambiente de una espontaneidad poco común; la mesita de noche con un traste de agua para quitar la sed y otro de pastitas saladas para producirla, inspirada en el minimalismo neoyorquino de los 70; y un crucifijo de anticuario de 50.000 dólares, fechado en el año 20 A.C.

El ambiente de esta pieza es tan sugestivo que cualquiera comprenderá la imposibilidad de abstenerse del amor pernoctando en ella."

Bien. Después de ver esta magnífica mansión, todos los enviados de la revista salimos convencidos de vivir en cuchitriles. Pero éstas cosas sólo están al alcance de artistas consagrados, de mitos vivientes, de montruos de la creatividad y de enfermos de megalomanía.

En el próximo número iremos al cortijo de B. D. el famoso criador de bicicletas. Hasta entonces, a esperar pacientemente.

Un reportage de

Jean Pierre Boluás, reporter.

Denis Delmonne, photographer.

Monique García, madame de la netoyage du toilette.


Comments:
El Jean Pierre Boluás este me suena, ¿ha escrito algo más?
 
Está en ello.
 
Yo una vez fuí a Bilbao -si no era Bilbao era un sitio cercano-, y había un tío en taparrabos con una especie de chiringuito jipi-exhibicionista que entretenía a los turistas de la zona portuaria. Se hacía llamar 'el alemán'. Me echó un mal de ojo.
 
No pasa ná compay. Eso se lo cura, mihemmano, un güen santero de Cuba, ya tú sabe chico.
Te va a quedal como nuevo.
 
Quizá algún día yo sea como El Alemán.
 
Usted llegará a ser lo que se proponga. Tengo confianza en sus posibilidades.
Aunque ya sabe mi particular filosofía: si no se propone nada, lo tiene más a huevo.
 
Es usted la rehostia
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?