jueves, junio 15, 2006

 

--CONSEJOS DE BALDE---

Vaya, acabo de ver dos veces la palabra rehostia en dos comentarios a sendos artículos de este blog.
Rehostia...rehostia....Eso me ha hecho pensar que el clero está muy atrás.
Siempre la ciudadanía suele andar unos pasos por delante de los políticos o los juristas o los señores de la Real Academia de la Lengua, ya se sabe.
Pero lo de la curia vaticana, es exagerado.
Los únicos que van a la par o incluso por delante de la gente son los publicistas y los marketingueros.

Al ser humano no le gustan los pseudo bocadillos de burguer y similares. Eso lo podemos comprobar mirando las estrategias comerciales que los dispensadores de esos mejunjes deben llevar a cabo para que a sus chiringuitos sigan acudiendo incautos.
El primer día que abrió una fastfoodería, supondremos que daban hambuguesas, ensaladas, patatas fritas, alerones de pollo, y poco más.
Pero como la sociedad evoluciona, ellos, los hamburgueros, se espabilan para estar a la última y que no se les aburra la parroquia, ni se les largue a otras marcas competidoras.
Actualmente estamos en la fase de que ofertan un día una hamburguesa con doble de queso parmesano, al otro día una triple de vaca con atún y lechuga rizada, y al siguiente una cuadruple de vaca con beicon y aceitunas rellenas, etc.
Y si con eso no basta, además obsequian al consumidor una pegatina de algún monigote de moda, un llavero, un muñeco de plástico, una gorra, o lo que sea.

Y con esta estrategia, independientemente de que todos sepamos que nos están ofreciendo una cosa sin gran enjundia gastronómica, consiguen que se les llene el patio.
La Iglesia –y más concretamente la católica- al ir tan por detrás de la gente, se ve menguar día a día.

¡Joder, 2.000 años sin lanzar en los medios de comunicación una promo como Dios manda.! Claro, así les va.
Desde que la abuela de mi bisabuela era monaguilla, que no se les ha ocurrido ofrecer en ninguna misa una doble de Hostia, una Hostia light baja en colesterol, una con ácido omega 3, una con bífidus activo, o una pedazo EucaristíaSuperKing de cuatro pisos.

Igual que a nadie se le ha ocurrido cambiar una rebanada de pan soriano con jamón ibérico, permaneciendo inalterable siglo tras siglo, el rollo burguer está obligado a modificarse constantemente para apostar por su supervivencia.
Yo lo veo lógico.
Pues la Iglesia, que viene a ofrecer también algo en esencia polispánico, la Iglesia que no es jamón ni pan sino panecillo y picaduras, debiera tomar buena nota.
Eso es todo.
(Y lo he dicho sin mala oblea, que conste.)


AHÍ ESTAMOS, CONCELEBRANDO, CON UN PAR.

Comments:
Perdone pero en el vaticano son los reyes del merchandising.
 
Lo de Dylan con el Papa fue un puntazo. Ni siquiera Zappa hizo algo parecido.
 
Lo que quieran, parejita, pero ¿adónde van ustedes más, a misa o al burguer.?
 
Pero Deker, es que usted no lo entiende. Los hospitales no necesitan campañas agresivas de marketing porque todos enfermamos tarde o temprano. También la religión es una necesidad para el hombre. Como decía Ignacio Guiu, es precisamente la religión lo que nos distingue de los animales.
 
Lo que nos distingue de los animales son las garrapatas. Eso de entrada.
Pero, en efecto, le admitiré que la religión es una necesidad para el hombre, fisiológica añadiría. El hombre nacido con la enfermedad del espíritu necesita sacarlo de sí.
Es como una posesión de poseso. Y llega el momento en que hay que cagarlo.
Sí señores, el espíritu se puede cagar. No tiene por qué lastrar al individuo de por vida.
Están todos muy equivocados, capullitos de alhelí-lo-lú.
Yo, a los siete años, en cuanto hice la primera comunión, me jiñé en los pantys y supe que no quería hacer la segunda.
Mi espíritu quedó allí, en el primer banco de la iglesia parroquial. La hostia obró en mí el exorcismo y comprendí que alguien que podía de comerse a dios en porciones, también sería capaz de ayunarlo eternamente y ocupar el vacío estomacal con otros productos más elaborados.
Ignacio Guiu es tonto. Seguro que tiene el estómago sucio de espíritus.
El hombre que necesita religión es tonto, tiene la barriga llena de espíritus y la cabeza llena de mocos.
(Ah, que entonces resulta que casi toda la humanidad es tonta?)
Pues obviamente, claro.
(Piense que los que, como usted, han estudiado una carrera, lo han hecho precisamente para aprovechar mejor esa circunstancia.)
 
Hostia, es que si te dan una copita de vino y su tapita de jamon gratis en cada sevicio...no salgo de la iglesia.
Si me he apuntao a cursillos solo por que daban almuerzo gratis.

De todas formas, decir que el hombre que necesita religion es tonto, me parece exagerado.
Yo al Benedicto lo veo muy espabilado.
 
Deker, usted también está equivocado; yo de pequeño tenía garrapatas.
 
Hombre, el Benedicto no sé si es espabilao o le debe ese careto que tiene a comulgar más con pastis que con hostias. Tiene pinta de ir hasta arriba.
----------------
Y, señor Surlaw, de pequeño tenía garrapatas porque aún era un animal.
El hombre cuando nace es básicamente animal, instintivo, llorica y meón; y cuando crece, el intelecto le hace explotar esas condiciones para ser además voluntariamente hijoputa.
(Duchadito y desparasitado, eso sí.)
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?