sábado, marzo 11, 2006

 

-ORNITOLOGÍA RURAL- (Grandes personajes del pueblo.)

Ernesto Corviño, amaestrando aves.
Nacido a ambos lados de la ribera de los montes de Lugo, este hombre ha sido el ornitólogo autodidacta más reconocido por los médicos de dicha área geográfica.
Ya de pequeñín prefería dormir en el gallinero que en su colchón de paja.
Antes de empezar a usar el lenguaje propio de su especie, dominaba el cacareo, piaba con maestría y gorjeaba en cualquier tono.
Mientras los demás niños jugaban a indios y vaqueros, él se echaba las tardes enteras haciendo desfilar pollos y gallinas por el cobertizo, marcando el paso y entonando piares de aire castrense.
Entendía como suyo el sentir de los plumados.

No es de extrañar, pues, que sobre tales bases llegase a empatizar con el mundo aviario incluso mejor que con sus semejantes.

Se ingenió mediante dos navajas barberas un artilugio similar a esa arpa de boca que conocemos por el viejo folclore country, para con ello poder imitar distintas aves, hacerles el dúo, o bien acompañar sus trinos componiéndoles arreglos musicales.
Hay que decir también que cuando llegó a la edad que vemos en la fotografía, y con un avanzado parkinson, sus hijos le quitaron el instrumento y se lo cambiaron por los mangos de dos cucharas.

Ernesto Corviño amaestró en su dilatada existencia a más de cuarenta especies diferentes de pájaros.

Era asombroso verlo tocando su musiquilla acurrucado en el monte y comprobar que al rato una corneja rabilarga respondía a su invitación cantando bajo el frondoso sotobosque.



"Bajo el frondoooso sotobooosqueee,
yooo me he contruiiido el nidoooo,
perooo mejor que me muuudeee,
questo estaaaaá lleeno de piiinchoooos...."

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?