lunes, marzo 06, 2006

 

---LA PEÑA---

Cada jueves por la tarde, de 7 a 9, mis colegas y yo nos reunimos sin falta en la cafetería de un prestigioso club de lectura madrileño, del que no daré ni una seña para que ustedes no vengan.
Allí nos tomamos unos cafés solos y algún coñac con churro, es decir, si alguien nos lo paga.
Y todos ellos son fantásticos, se lo juro.



Paulino Valera es un señor minucioso y empírico que se dedica al estudio neurológico y esas cosas. El sistema nervioso central, el mundillo de la neurona y el contenido de la frente son su gran pasión, una pasión a la que no ha dudado en consagrar su existencia.
Tiene ahora 35 años y lleva desde los 18 trabajando en un aserradero industrial 11 horas diarias, más sábados hasta mediodía. Se pidió el turno de mañana para poder hacer esas 3 horitas extras de 4 a 7. Se levanta a las 5 y duerme una media de 6 horas.

En todo ese tiempo no le ha faltado la oportunidad de cambiar de máquina, de puesto o de horario, pero él se ha negado siempre porque su idea al emprender este experimento era comprobar en sí mismo si es cierto como dicen, que una rutina de tal calibre prolongada durante toda una vida, terminaba por llenarle de mocos el cerebro al individuo.

Nosotros, el resto de amigos, hemos ido asistiendo semana tras semana al rotundo éxito de su experiencia. Pero ahora resulta que se lo decimos y no lo entiende. Por eso continúa a lo suyo.




Raúl Linares Gil, (el Rodri) tiene 29 tacos y como afición el tema de la ultratumba.
Cada vez que le es posible se larga para Belchite con su casete, se monta la tienda canadiense y se tira toda la noche hurgando la silente apariencia de las ruinas.
Tiene ya unas doce mil cintas. En las más interesantes se pueden oír, debidamente amplificados, sonidos que se van directos a helar el espinazo.

En una se oye como un llover manso que se ve roto violentamente por el crujido de varios truenos.
En otra, un escalofriante sonido, como un rechinar de goznes y un ulular de viento, se prolonga a lo largo de toda la cinta. Yo en un principio creía que nos tomaba el pelo y nos estaba pasando a un grupo de posrock. Pero no, era real, real.
Y en otra se aprecia, subiendo bastante el volumen, cómo el ruido del motor de la grabadora se va progresivamente haciendo irregular, cada vez más y más grave, hasta que se agotan las pilas.
Aunque la peor suerte se la llevó una grabación en la que justo cuando se empezaban a distinguir unos lamentos de alma en pena, sin duda de niño asesinado, se cruzó un hijo de puta con su Seat León y los Estopa en el loro a toda hostia, malogrando un documento que hubiera dado la vuelta al mundo.
De todas formas el Rodri está convencido de que en Belchite ocurrió algo y no parará hasta descubrirlo.



Hernando Miguélez , de 34 años, es un sujeto íntegramente literario. Compone sonetos disonantes y borda los pareados. Le riman hasta en un 90% de las ocasiones.
Pero lo realmente valioso de él es que habla todo el tiempo en alejandrinos, aunque a los demás, al no ser de letras, nos parezca oírlo en prosa.
Es de la opinión de que García Lorca era una mujer y Gloria Fuertes un hombre. Y un día lo probó diciéndonoslo.
Para nosotros es un tío fuera de toda duda.

Una vez se presentó a un concurso de habilidades en la televisión gallega y aseguró que podía improvisar ya mismo una novela inédita de más de 500 páginas y además escribirla al revés, del final al principio, como los árabes.
Le proporcionaron una gruesa libreta con un par de bolígrafos y Hernando lo hizo de una tirada.
Al final no ganó y se volvió para casa con un humor de perros.
Según él, los del jurado habían esgrimido en su contra un par de supuestas razones: La primera, que decían que no se entendía ni una sílaba, y la segunda que lo que había escrito era La Sombra Del Viento de Carlos Ruiz Zafón.
Nosotros estamos con Hernando a muerte.



Casiano Nuño-Balboa es a sus 30 años el chef amateur más inventivo que ha parido madre.
Mientras otros se llevan horas y horas de programación en los medios televisivos, él sin ansias de relumbrar, crea.
Dice que ser creativo no sólo ha de notarse en el producto final gastronómico, sino en el concepto que encierre la obra.
Y qué es si no, almibarar peras, confitarlas y sazonarlas con una picada de hojitas de olmo en maceración. Pensémoslo bien. Comer de postre Peras al Olmo, es además de un alimento rico al paladar y sano al estómago, un nutriente para el desarrollo de la psique.

El Conejo a la Cazadora lo guisa con cremalleras y bolsillos, todo hecho del mismo animal.
El Sorbete de Leche al Limón con Aromas de Módena lo hace sin cítricos ni vinagres. Sólo calcula pacientemente el tiempo que debe estarse el recipiente de la leche fuera del frigorífico. Puro ingenio y encima natural del todo.
Nadie sino Casiano podría presentarnos un plato como el Sushi Enharinado, Rebozado en Huevo y Hecho a la Freidora.
Y verlo confeccionar el Plátano Pelado Manualmente es una gozada.
Un tipo excepcional.


En fin, amigos así son una suerte de amigos.
Y siento de veras que la mayoría de ustedes se vean forzados a relacionarse con gente gris. Pero así es la vida, unos en la élite y otros en el barrizal.
Haber estudiado, no te jode.
.
.


Comments:
¿Ninguna mujer? Eso ya no se lleva así, ahora los grupitos de amigos del alma han de ser mixtos, plurales y multirraciales.
 
Nada, nada, en los cafeses tertulianos intelectuales como dios manda, las mujeres están prohibidas.
Más que nada porque entre ideas portentosas y locuciones trascendentes, se mete un poco de fútbol y guarrería.
(Y ya me dirá cómo se habla de mujeres con mujeres.)
 
Yo lo hago.

Así me va.
 
Oiga, siento lo ocurrido. No recuerdo haber tocado nada, pero quizás sin querer.
Es que no tengo tiempo y me lío.
--------------------
A todo esto.
¿Usted habla con mujeres, con lo guarro que es.?
Déjelas en paz, hombre, que luego salen feministas de brazo armado por su culpa.
 
No, perdone que recapitule en pos de la verdad.

Rara vez me pongo impertinente con una señorita, y menos aún acosador. Tengo afición al acoso visual, sí, pero siempre centrado en los ojos de la señorita y sin desviarse a otros terrenos. De hecho y como detalle ejemplificador de mi caballerosidad y honradez, tengo especial esmero de no tocar nada que no haya que tocar, incluso en situaciones que me permitirían una sobrada justificación. Soy un caballero, oiga.
Ahora bien.

Cuando, PREVIAMENTE, me encuentro con una feminazi de discurso idiota, yo, POSTERIORMENTE, me concedo el derecho a tomarle el pelo. Y ni siquiera caigo en la postura de acción-reacción polarizada y dicotómica-de-mierda, principal y casi único motivo de ellas, si no que me mantengo en la simple burla. Por tanto, no se me puede acusar de agitador de polémicas en ese sentido, ni de contribuir a la radicalización de ninguno de los dos bandos idiotas. Además, no creo que el humilde servidor pueda radicalizar más a nadie ni volverlo más idiota, dada la naturaleza de su idiotez.

Y no, no hablo mucho con mujeres. Pero es algo más genérico: no hablo mucho con la gente. La gente es mala.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?