lunes, febrero 20, 2006

 

-CRACTERIZACIONES-

Multiplicad y creceos, se dijo, ¿no?.
Pues eso. Que unos son de una manera y otros de otra. Pero casi todos de una sola en definitiva. O así me parece.
Si a alguien le apetece comentar algo, proceda con total libertad.

Comments:
Bueno, sí, tengo mi opinión.
Lo que pasa es que cualquier tío es cocteleramente –válgame la expresividad- un porcentaje estoico, un porcentaje hedonista, existencialista, conservador, progre, colectivista, individualista, respetuoso y cafre.
Y además dependiendo del momento, circunstancial, anímico o cualessea –valga el vocabulario- el porcentaje de una u otra filosofía se apodera y domina el carácter como las sustancias del cuerpo que se van para un lado cuando éste las requiere o para el contrario si allá se precisan.
No sé si quería usted añadir algo.
Un saludo.

Walter Ego.
 
Estoy en líneas generales de acuerdo con usted, Walter. Pero fíjese que esa es la cosa que nos desorienta del prójimo.
Ver que un día son asín y al siguiente asán.
¿Tienen un solo carácter o es cosa esquizoide.?
Un abrazo.
 
Le comento con mucho gusto que creo llo –válgame la falta ortográfica- que salvo los dementes, los comunes tienen-tenemos nada más que una personalidad, aunque muchos en su ignoración –valga el vocablo- suponen tener varias y gustan incluso de denominarlas de modo distinto.
Es como si creyesen que cada una de las vertientes que ofrece su temperamento es una personalidad en sí misma, independiente.
¿Qué le parece? ¡Toma del frasco, Camacho!
Un saludo.

Walter.
 
Vaya, que lo que vulgarmente conocemos como personalidad variable o compleja no es por fuerza un trastorno, sino digamos un carácter más gordo o nutrido. ¿Es eso?.
Un abrazo señor Walter.
 
Ahí me viene a huevo.
Los hombres es su mayoría no suelen estar hechos en un estilo puro.
Digamos que no son un cuadro cubista o naif o abstracto. El ser humano es una pieza pintada acá surrealista al óleo, allá impresionista acrílico, y acullá realista al carboncillo.
Anda, qué le parece la imagen ametaforada –válgame el cielo- que he hecho en un momento.
Otro saludo más.

Walter.
 
Me parece que la personalidad humana es batiburrillo mix heterogéneo y variopinto. Y que por lo que usted dice, señor Walter, tiene momentos y momentos.
El hombre es como una sombrilla –válgame para guarecerme del sol- de múltiples tejidos.
(Perdone la broma, es de buen rollo, oiga.)
Un afectuoso yogui.
 
O no tan heterogéneo, amigo, porque si como ya le digo, si creemos que en su amplia mayoría son una unidad multiestilística, habremos de pensar en que ello se torna al fin en personalidad homogénea. O sea, que así es la personalidad casi siempre.
¿Algún comentario más?.
Y venga saludos y más saludos.

Walter.
 
Pues no, casi como que no. Esto ya ha sido lo bastante insustancial y peñazo.
Verá, yo he empezado esta experiencia con un rasgo de mi carácter vitalista y he ido decayendo con el aburrimiento hasta ser gobernado ahora mismo por mi faceta más pasota.
Adeu, Walter.
 
Que le follen, payaso. ¿Ve usted?. En este momento me acaba de salir el hijoputa que todos llevamos dentro.
Y aun menos mal que somos el mismo, que si no, iban a haber hostias de aquí a Lima.- Válgame para un refresco.
A cascarla.

Walter.
 
Jajajaja
 
Usted ya me entiende,jodido morsa.
Por cierto, bonito cuadrillo para echar unos dardos.

Abrácese y dígase que va de mi parte.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?