jueves, octubre 13, 2005

 

FUMAR OR NOT TO BE


ACTO PRIMERO.

Que sí, maldita sea. Que me huele el aliento como un huevo descompuesto. Que he hecho de mi boca un sinónimo del báter. Que sí, que es como el culo de cualquier omnívoro enfermo de lombrices. Que anuncia necrosis con esa áspera voz que le queda. Que atufan ya mis palabras por teléfono y hasta por escrito. Que, confieso, voy de noche a los bajos fondos de la ciudad en busca de mi dosis intolerable de nicotina. Que soy un mal ejemplo, un desecho, un desecho polvo, una pésima influencia para los bebés incorruptos que han de nacer en un mundo sin mis humos. Que tengo los dientes ocres de cadáver ensayado en toses. Que enciendo un modernísimo pecado cuando me escondo en el baño. Que extraigo a chupetones el poder nocivo de una costumbre execrable y además lo metabolizo. Que ya el tóxico soy yo mismo. Que merezco morir mil veces por dedicarme a matar a los indefensos, inocentes, inculpables que han osado cruzarse en mi camino. Que debieran castigarme a perpetuidad en una cárcel de alta seguridad para no fumadores. Que todo desprecio es poco y aun los hijos de la gran puta que yo tuviera habrían de escupirme en defensa propia. Que tipos como yo estropeamos el universo exhalando vahos asesinos. Que portamos un sacrilegio abyecto contra la moral, la salud y las buenas costumbres. Que soy abyector de conciencia. Que avergüenzo a mi santa madre y al género humano entero. Que todos los castigos de la biblia serían una leve azotaina para lo que en realidad hago méritos.
Que estoy, vaya, por dejar el tabaco.



ACTO SEGUNDO.

Y con la pasta que ahorre quitándome ese nefasto gasto me haré un lifting y me estiraré el escroto, que ya me llegan los huevos a los tobillos. Iré a un gimnasio a deshidratarme las fibras, a hacer cultura de culturista, a comer forraje de herbolario y a beber hormonas de esas que depilan más que una inmersión en cera hirviendo. Me inyectaré en la minga un farmaquito alzaánimos y entonces seré erector de conciencia, un hombre fuerte y atractivo. Me pondré dientes postizos, encías postizas, paladar postizo, lengua postiza y bisoñé. Me daré cremas faciales y me reduciré el estómago con cirugía para pesar de nuevo 80 kilos. Haré amigos por internet. Acudiré a kedadas. Conoceré divorciadas de pérdidas leves, silicona y tinte. Me apuntaré a fiestas de singles en Barcelona para acostarme con adolescentes sexagenarias y me lo pasaré como nunca en la disco tomando chupitos de mora sin alcohol. Tendré dos gatitos de angora en mi ático minimalista y les llamaré Chupi y Puti. Usaré colonia y after shave. Seré simpático y sonreiré siempre con un smint de menta bajo la lengua por si toca beso. El mundo entero me querrá. Seré aceptado, divertido, buscado, feliz, sociable, y no podré soportarlo.
Entonces volveré a fumar.
Por culo.
(Volver arriba.)

Comments:
Ya que se estira el escroto, póngase dos pelotas de silicona. Ahorran dolores durante golpes imprevistos.
 
Gracias por la idea, Surlaw, pero no tengo claro si la silicona esa caduca y se hace migas con el tiempo.
Vi un documental acerca de los destrozos que se habían ocasionado con esos implantes y sus deterioros en tetas, morros y culos que me anularon la libido durante semanas. Era montruoso, y yo no le haría algo así a mis huevas, ellas no se lo merecen.
Y para los posibles golpes bajos, ya que usted me ofrece consejo, yo a cambio le diré que es mejor mi método de protección.
Yo los llevo con dos cascos de motorista a escala y ya pueden lloverme patadas, que ni lo noto.
Pruébelo para sus peleas de viernes en la calle Montera. ¿Era esa calle por donde estaba el cine Carretas y toda la pesca, no?
Es que hace siglos que no voy por Madrid y lo mismo me confundo ya.
Verá:
Viví un año en esa histórica villa.
Digo esto porque creo recordar que en algún mensaje usted dijo que era de ahí.
Ah, qué tiempos. Bebí la mejor cerveza del mundo y comí la peor mortadela. E hice un gran amigo, que eso sí es, aunque casual, importante de verdad.
A sus pies, ciudadano morsa.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?