sábado, junio 25, 2016

 

--LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE--


__ CUENTO BREVE DE ARMANDITO LAFOYETTE__
Estaba el joven Armandito Lafoyette paseando su grácil y esbelta figura por el parque, cuando ante sus pies echó a volar un pequeño gorrión. Armandito se lo quedó mirando fijamente, y el avecilla, percatándose de ello, se le encaró y le dijo:
- ¿Qué hostias miras, tío?
- Perdona mi descaro, pajarillo -respondió Armandito-, pero es que me he quedado maravillado de ti. Estaba envidiándote al ver cómo extiendes tus alas y vences a la gravedad y te sostienes en el aire y surcas los cielos, etcétera.
- Pues vaya chorrada -dijo el gorrión-. A mí lo que me da envidia es ver cómo caminas tú, con esa agilidad, ese equilibrio, esa seguridad y esa cadencia, con esos pasos firmes, largos y armónicos, colega. En cambio yo cuando voy por el suelo me tiro todo el rato dando ridículos saltitos como un puto gilipollas.
_FIN_

(Este bonito cuento nos enseña que algunos cuentos tienen moraleja)



viernes, junio 24, 2016

 

--UN RAMITO DE CHORRADAS--










viernes, junio 17, 2016

 

--OTRO CUENTO BREVE DE ARMANDITO LAFOYETTE--


__LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE__
Una mañana Armandito Lafoyette se sintió lleno de inquietudes y proyectos y salió a dar una vuelta por el campo para meditar.
Al pasar por un prado vio a un pastor recostado bajo una encina leyendo el diario. Y sin mediar saludo siquiera, le gritó:
- ¡Qué pedazo de ovejas tienes, tío! ¡Te las compro!
- Son vacas -respondió el pastor.
- ¡Pues te compro las gafas!- añadió de inmediato.
_Fin_


-------------------------
--------------







sábado, junio 11, 2016

 

--LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE--


__LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE__

Al tierno infante Armandito Lafoyette cuando le preguntaron qué quería ser de mayor, respondió que anciano.
Y se dieron los azares para que tal cosa se cumpliera. Fue extraordinariamente longevo. Su vida fue larguísima. Una puta mierda, pero larguísima.

_FIN_



__LOS CUENTOS BREVES DE ARMANDITO LAFOYETTE__

Armandito Lafoyette era el muchacho más flojo, pasivo, indolente, apático y carente de toda iniciativa que ha dado el género humano. Y el hecho que contaré a continuación lo acredita absolutamente:
Estaba una noche con su madre mirando por la ventana, cuando de pronto atravesó el firmamento una estrella fugaz. Entonces ella le dijo que aprovechase para pedir un deseo. El chico, luchando contra su monumental pereza, intentó esforzarse en pensar y pensar y pensar durante horas, hasta que por fin, agotado, pidió tener un deseo.

_FIN_ 




lunes, junio 06, 2016

 

--TRATADO DE LÓGICA PURA -- CAPÍTULO SEXTO--





This page is powered by Blogger. Isn't yours?