lunes, septiembre 28, 2015

 

--DESCARGA SEMANAL DE AFOTOS--

Una inyección de moral a la autoestima.


 De cómo el yin y el yan van de la mano.


De cómo la razón es orgánica y la matemática un montaje.


La distribución del trabajo como punto de partida existencial.


Oh, mierda.


La no intermezcolanza de conceptos como guía vital.



sábado, septiembre 19, 2015

 

--UN CUENTO PRECIOSO DE VERDAD--



__CUENTO EJEMPLAR DE SABIDURÍA__
Cuentan que una noche estaba en un lugar muy lejano de Japón un monje saolirri meditando junto a una pequeña hoguera.
Nota aclaratoria 1:
Los monjes saolirris son en su mayoría de Lizarra, Iruñea, o digamos Nafarroa en general y tienen la capacidad de concentrarse, sobre todo en horas punta y si son muchos.
Pues bien, continuemos.
Este monje estaba meditando sus cosas, cuando apareció por entre la nieve del sendero un gaucho que viajaba con su familia por todo equipaje. 
Nota aclaratoria 2:
Los gauchos son, o bien esquimales, o bien argentinos, según se dé la información de forma correcta o errónea.
Sigamos.
El esquimal argentino descabalgó a su esposa, a sus tres hijos, a su perro husky, a su lemur de cola anillada, a su mapache de cola estándar, a sus dos hijos más, pues tenía un total de cinco, a la madre de su esposa que le hacía las veces de suegra, al abuelo de uno de sus hijos y al propio caballo, pues a todos ellos llevaba el buen gaucho a cuestas.
Nota aclaratoria 3:
Cuando decimos "a cuestas" nos referimos a que los soportaba él, a que los llevaba subidos a la chepa. Y lo aclaramos más que nada porque "cuestas" al ser una palabra polisémica se presta a confusión. Las calles empinadas son cuestas, pero también es un tiempo del verbo costar, yo cuesto, tú cuestas, etc., que a su vez puede significar grado de esfuerzo o valor crematístico.
Continuemos.
Al llegar, el monje saolirri salió de su absortez y levantando los ojos saludó a los recién llegados.
Ellos venían agotados -sobre todo el gaucho- por tan largo viaje, por el frío de la noche, por el hambre y por la fatiga.
El monje, de inclinaciones conmiserativas, les ofreció lo poco que tenía, una tetera que contenía té y un pan que contenía hongos.
Los viajeros, embargados de emoción, quisieron corresponder a aquella generosidad de algún modo, mas no sabían cómo, ya que nada tenían.
Nota aclaratoria 4:
Creemos que en los últimos párrafos todo se entiende bastante bien y no será pues necesario puntualizar nada.
Sigamos.
El gaucho, una vez hubo recuperado sus fuerzas, convocó a su familia en un corrillo y les consultó en ese sentido, pero a nadie se le ocurría con qué obsequiar al benefactor. Hasta que la mujer miró a los ojos a su marido y le dijo:
-Tú eres un gaucho, un curtido hombre de las pampas, las estepas y los matorrales, un hábil jinete, un bravo vaquero y además un bailarín de puta madre, que taconea, salta y hace restallar las espuelas en el aire con la estampa más majestuosa que jamás se haya visto. Báilale pues unos pasos al saolirri, en plan homenaje, tal y como hacen en euskalherría cuando agasajan a una personalidad y le bailan un aurresku bien bailao.
Nota aclaratoria 5:
Aurresku viene en la Wikipedia y seguro que hay cientos de vídeos en los que se ve.
Prosigamos.
Y así lo hizo. El gaucho bailó para el monje, intensamente, dándolo todo, con bríos caprinos, con zapateos rotundos y viriles, y saltando más alto que un masai en una cama elástica.
Entonces el monje saolirri, contagiado del espíritu bailón se puso en pie de golpe como impulsado por muelles y brincó también dibujando en el aire figuras de las artes marciales con una gracilidad rayana en la ingravidez.
Cada uno en su estilo lograba desafiar la leyes de la naturaleza en una coreografía portentosa de atlética plasticidad. Tan así que las sombras que de ellos proyectaba la hoguera parecían siluetas de seres mitológicos que volasen entre nirvanas u olimpos, por decir algo.
Nota aclaratoria 6:
No sabíamos bien si poner cielos, olimpos, edenes, nirvanas, pandemoniums, o qué, porque no tenemos claro cuál es exactamente la religión de cada uno. De todos modos en cualquier caso esa información es irrelevante y no desvirtúa el contenido del texto.
Vamos acabando. 
Y así, ambos demostraron con su danza que no importa la etnia, la raza, la nacionalidad, la patología mental o el carnet de conducir de las personas, sino su alma y su corazón, y en todo caso su grupo sanguíneo, por si hubiera un accidente.
FIN




miércoles, septiembre 16, 2015

 

--DOS COSAS MUY BONITAS--


__EL CINE__
Hoy el cine está recuperando sus más antiguos valores, está retornando a sus inicios, a su esencia inaugural.
Al principio, cuando se creó esto del cinematógrafo, los pioneros del séptimo arte se limitaban a colocar la cámara, darle a la manivela y grabar obreros saliendo de la fábrica, trenes entrando y saliendo de la estación, o dandys conduciendo ufanos los primeros automóviles de la ciudad.
Y ahora, como digo, la millonaria industria del cine ha vuelto a sus fuentes, ha regresado a su espíritu inicial.
Lo que intento decir es que las películas de hoy, si os habéis fijado, son como las primeras: van sin argumento.

--------------------------------------------
-------------------------------
--------------

__MICROCUENTO__
Óscar McPérez cada mañana cuando se levantaba se asomaba a la ventana para ver si llovía, estaba nublado o lucía el sol. 
Inmediatamente después abría su portátil y buscaba la web del servicio meteorológico.
Tenía que comprobarlo. Solo así se quedaba tranquilo.






viernes, septiembre 11, 2015

 

--DIARIO DE UN PARADO. CAPÍTULO 39--







 




domingo, septiembre 06, 2015

 

--BERTRAND RUSSELL, EL LEGADO--



-BERTRAND RUSSELL, EL LEGADO-

Yo solo era un vulgar ignorante, como cualquiera, hasta que tomé conciencia de ello y me puse a buscar soluciones. ¿Y cuál más lógica que leer un libro titulado "El Conocimiento Humano" para adquirir dicho conocimiento y escapar de las tinieblas intelectuales?
Pues eso.
Y hoy lo que pretendo es saldar la deuda de gratitud que mantengo con el autor dedicándole este pequeño artículo con el que me gustaría difundir su figura entre aquellos que no lo conocéis.
Vayamos pues sin más dilación:

El mayor filósofo galés de la Historia tenía de nombre de pila Bertrand y de lo que viene después del nombre se llamaba Russell, como los célebres actores Russell Crowe y Kurt Russell, el director de cine Ken Russell, el músico Leon Russell, el jugador de la NBA Bill Russell, o el presidente de los Estados Unidos John Fitzgerald Russell.
Seguramente antes de que su familia llegase a formar parte de la aristocracia, algún antepasado suyo fuera un menesteroso sintecho, ya que el apellido Russell en gaélico proviene de "alguien sin casa" o de "dormir al russell" más exactamente.

Bertrand Russell era hijo y nieto de Peter Russell respectivamente. También le unían lazos de parentesco con su madre y con varios de sus hermanos.
Recibió un Premio Nobel que lo acredita como galardonado y una mención honorífica, concedida a título nobiliario, ya que su abuelo era conde.
Como hito más trascendental de su carrera a Bertrand Russell le debemos la demostración definitiva de la Ley de la Física Gravitatoria de Isaac Newton, que era hijo de John Newton, Newton John y Olivio John, de forma simultánea.
¿Y de qué iba?
Se trataba de probar que la velocidad gravitatoria, la fuerza telúrica y la inercia sedentaria se rigen por principios distintos y hasta se escriben de forma diferente. Y naturalmente Bertrand lo cuantificó en Newtons, unidad de medida que entendió como más adecuada. Y es que su argumentación era del todo impecable en cuanto a lógica: "Si los chimpancés y las iguanas se miden en Darwins, la Gravedad deberá necesariamente ser expresada en Newtons" -dijo en el Bádminton College de Oxford durante una conferencia sobre el magnetismo rotatorio y sus escasas aplicaciones.

Y el experimento era muy simple: se lanzaba un Newton a una pequeña altura, la equivalente a un  saltito de bailarín por ejemplo, y se observaba si al caer lo hacía exactamente en el mismo lugar del que había despegado. Se pretendía con eso certificar que mientras que el Newton salta y deja de tener contacto con el suelo, el planeta está girando y por tanto ese Newton no puede caer jamás en el mismo punto del que partió, al haberse desplazado el suelo por la constante rotación del mismo.
Lo que pasa es que siendo el salto tan pequeño resultaba imposible medir la insignificante distancia que la Tierra se había movido.
También pensó nuestro genio que si el salto no era lo bastante alto como para salir del radio de acción de la gravedad terrestre, el propio Newton se desplazaría a la vez que el planeta como cuando una niña salta a la comba siempre sobre el mismo punto.
Y ante esta duda Betrand Russell concluyó que para disiparla sería conveniente lanzar al Newton lo más lejos posible del influjo gravitatorio. Y así se hizo. Efectivamente el Newton fue disparado desde el Cabo Cañaveral a las 11'30 y se le vio desintegrarse a unas 300 millas de distancia al regresar a la atmósfera un par de horas más tarde. Ese fogonazo en el cielo supuso la prueba indudable de que Russell estaba en lo cierto.
Por eso desde entonces los petardos se miden en Newtons.
Gracias Bertrand.



miércoles, septiembre 02, 2015

 

--DÉCIMO ANIVERSARIO DE ESTE BLOG--QUIÉN LO IBA A DECIR--







504 artículos y sigo siendo más o menos lo que era, aunque el género que ofrezca vaya variando por rachas. Empecé escribiendo mucho, luego dibujando o montando fotoviñetas y después aficionéme de tal modo al videcutrismo que esto ha sido por momentos un no parar, y tantas y tantas videocutradas he perpetrado, que de vez en cuando he ido eliminando las especialmente peores, por lo horrendas que eran y por no reventar el canal de youtube. Diez añazos. Casi nada.
Ya veremos.


TEN YEARS AFTER


This page is powered by Blogger. Isn't yours?