viernes, junio 24, 2011

 

--DIARIO DE UN PARADO -Cap 1--




EL TEATRO DE HAEKENT

Despertar es suicidar el yo o algo. La vigilia es un interrogatorio salvaje. Mientras se duerme, nada traiciona, nada tortura, ni uno mismo. Como decía, Haekent a través del personaje Rombell en su obra de teatro "Norias Secas para Agua en Polvo": Sólo los muy mucho, son bastante, o tal vez menos, según dé las cifras la policía o los organizadores.
Rombell quería dormir siempre para no notar la vida ni sentir la muerte y por eso se metió en la cama con el firme propósito de no levantarse nunca más, ni participar del mundo jamás más. Todo ocurría sin que él se apercibiera, como el percebe, que por mucho que esté en el mar, no se conciencia. 
Y me viene a la memoria la escena en que los amigos y familiares de Rombell acuden a visitarlo con la intención de convencerle para que salga del lecho y arrostre la realidad. 
Rombell no reacciona. Ha tomado algunos somníferos por vía oral y se ha metido unos supositorios gestualmente. Desea que su sueño sea tan profundo que no le permita oír a nadie. Y se suceden las visitas a la casa. Pero él, cuando bajan los efectos de las pastillas siente o se figura sentir presencias, murmuraciones, diálogos fragmentados… y carece de la lucidez suficiente como para discernir lo que pueda haber de real o de ficticio. 
Esto tiene lugar en la Noruega del siglo XVI. 
Cuando ya lleva una semana en la cama, se le aparecen dos reyes, Augbald VII el Bondadoso, conocido así por su afición a dar besos, y Su Excelentísima Majestad Haakon III el Falso, llamado así porque en realidad era el IV. 
Haakon le dice a Rombell, mientras Augbald besa a un médico: ¿Por qué te drogas tanto? Tienes mujer, una familia, unos hijos, una madre, unos hermanos, una esposa y unos hijos… No puedes evadirte de la realidad siempre. Además es malo para la salud. Dime, ¿por qué lo haces? Te vas a quedar en los huesos y tu cabeza está dejando de regir, mi fiel y noble Rombell.
Entonces Rombell, se mueve ligeramente y balbucea la frase que ha supuesto para mí un antes y un después: Es que me gusta vivir así.
Esa sentencia lapidaria hace desaparecer a los tres reyes, de los cuales he nombrado sólo a dos porque el tercero había desaparecido ya antes de ir. 
A veces el corazón no puede pensar con claridad. Un pensamiento sensato es una obra de claridad. Pero a Rombell ya no le asiste la luz. Cada vez está más confuso. No distingue si ese centauro con alas de sombrero y cuerpo de guardia que sobrevuela la alcoba es cierto o no. Lleva seis meses sin salir de la cama y se ha orinado por fin. Él temía que la esclavitud fisiológica le arruinase el proyecto de aletargarse. Las sábanas están húmedas. Lo cierto es que se ha meado un montón de veces con todo el tiempo que lleva ahí, pero sólo ha sido consciente de la última, creyéndola la primera. 
Entonces y como surgidos de la nada, dos signos de interrogación se abalanzan sobre su cuerpo semimuerto. Los dos puntos va a alojarse en sus pupilas como una suerte de luctuosas lentillas que oscurecen aún más la grisura de unos párpados cerrados, y el resto de los signos, la parte esa que parece el gancho de un colgador, tiran de su labio inferior por ambos lados de la boca como un par de anzuelos lo harían en una infortunada perca. Rombell se está babeando vivo. No domina su naturaleza.
En éstas el sudor de su frente se solidifica como deyección de cirio, y un alfarero que es orfebre y escultor construye y modela con esa materia una mula de tamaño natural pero bastante más pequeña que un edificio.
La mula cobra vida. Lo mira lacrimosa e intenta emitir sonidos. Abre las quijadas, mas no puede. Enseña los dientes con dolor. Hincha el pecho. Se esfuerza hasta temblar. Fracasa y sufre. Y con las orejas fuera de sus órbitas, se derrenga cual pelele y muere. 
A Rombell en ese momento una niebla espesa le invade la frente por dentro. Cree que también va a expirar y se desespera por no tener tiempo de incinerar a la mula y esparcir sus cenizas por la cumbre de Ulriken, una de las trescientas montañas más importantes de Noruega, como era su expreso deseo.
Los interrogantes se multiplican como ratas y se le clavan por todos los miembros menos por uno. 
Rombell quería evadirse de la vida, dormir para siempre, huir de las amenazas, de lo desconocido, de las preguntas sin respuesta, y ahora se encontraba rodeado de unos seres a los que no era capaz de reconocer y a merced de la más despiadada interrogante que jamás haya atormentado al ser humano: ¿Las mulas, relinchan o rebuznan?

Comments:
Quiero darte a conocer lo que siempre he visto en ti, un hombre muy seguro de si mismo, inteligente con una madurez responsable y una capacidad impresionante de realización y como siempre se ha dicho detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer.

Siento que estés pasando por esos malos momentos, pero estoy segura que será pasajero, en tu camino siempre habrá luz porque brillas con luz propia y ello te llevará a encontrar una salida a tu situación laboral.

Sabes? los luchadores no necesitan pastillas, las pastillas son para los que deciden abandonar sin luchar por lo que uno quiere, y a ti te considero un luchador has tenido la suerte de demostrarlo muchas veces y chico a los 50 aún nos queda mucho por caminar, así que a ponerse las pilas ;).

Yo he disfrutado y disfruto mucho con tus videos, créeme te he buscado por que sabía que me regalarías una sonrisa y como a mi habrá mucha gente necesitaba de esa sonrisa pero que humildemente entran y se van, yo a veces también a veces me voy sin decirte nada pero no por humildad, no, es por que solo soy de halago fácil.

Yo era una mujer de fe y ello me llevó a ser madre, un día perdí mi fe y opté por desear una barita mágica que borrase el dolor en el mundo y debió ser fruto de mi madurez que ni un cosa ni la otra era posible y me aferré a lo que únicamente contaba la confianza en mi misma en los que me querían, me quieren y si es posible un buen amigo ;).

No me gusta la palabra inútil nadie lo es y tú menos solo tienes que mirar en tus adentros y encontrarás lo que en verdad necesitas y ello te ayudará a mantener a todos los tuyos muy cerca de ti.

La llave para abrir la puerta esta en ti , tu tienes valia para todo lo que te propongas.

un besote feo feote de grandote de ....lunademaria
 
No puedo decir nada que no sea agradecer tus amabilísimas palabras, buena mujer.
Son palabras que reconfortan como ningún fármaco pudiera hacerlo.
(Te juro que no tomo ni las pastillas del vídeo ni ninguna otra) (bueno, a veces una aspirinilla para quitarme el dolor de cabeza que me produce escribir tantas chorradas je je je)

Un beso, luna.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?