domingo, diciembre 26, 2010

 

--5.5.5.MYSTERIUM. Cap.4--

En el capítulo de hoy -por supuesto mejor que el anterior y peor que el que venga detrás- nos encontramos a un héroe destrozado. El villano lo acecha y le hace nada más que cosas malas. No contento con haber secuestrado al hijo gemelo del detective, ahora le asesina a su compañera más querida y fiel.
El clima dramático alcanza en esta entrega unos niveles inéditos en el séptimo arte. No estamos ante una obra de cine negro sino de cine  auténticamente gris. 
Para ello el director se ha valido de una banda sonora capaz de compungir a un yunque.  
La interpretación no merece comentario. Cualquier adjetivación quedaría escasa. Como bien sabemos, no hay palabras que puedan definir un sentimiento, y aquí lo hay, vaya si lo hay, y mucho, no poco. En ese sentido la cinta habla por sí sola. Movimientos de cámara cuidados, es decir, siempre cuidando que la cámara no se caiga. Exteriores de ensueño. Interiores sorprendentes. Y lo más meritorio, encontrar una limusina que no fuese tan grande como las que estamos hartos a ver en todas las películas. 
También es de agradecer  que el protagonista no haya permitido ser doblado en ninguna escena, arriesgando su vida en cada fotograma. 
Un capítulo, en fin, que emocionará al espectador con una intensidad tal que ya nunca más será el mismo. Un capítulo tan duro que nadie querrá verlo dos veces.




jueves, diciembre 23, 2010

 

--BREVE ANUAL MENSAJE NAVIDEÑO 2010--

La paz sea con vosotros, hermanos.



Y ya está.

sábado, diciembre 18, 2010

 

--VIDEOCLIP M.C. GARRO--



La música son unas sucesiones alineadas, sobrepuestas, yuxtapuestas y compuestas, de vibraciones acústicas que percibe el chirimbolo auditivo y se lo pasa al yunque, al martillo, al estribo y al cerumen. Éste último es el que en realidad procesa la información y se la entrega bien pringosa al hipotálamo, al cerebelo, al cerebro, al cráneo, a alguno de los parietales occipitales, al bulbo raquídeo y a las meninges. Éstas últimas no saben qué hacer con esa información y se apresuran a deshacerse de ellas exudándola por las paredes internas del casco encefálico. De ahí, resbalando, resbalando, como goterones de cirio, llega a la cavidad bucal y posteriormente a la tráquea, a la laringe, a la faringe, a la nuez y a las cuerdas vocales. Éstas últimas, para librarse de ella, de la información, la tararean. Y así culmina el proceso: la música se difunde e infecta al mundo.

miércoles, diciembre 08, 2010

 

--EL HOMBRE INTERACTIVO--




El hombre interactúa con el entorno, con la máquina, con la información, con las ciencias y con sigo mismo.
Luego se arrepiente. (Fragmento de un texto mayor)


En este film digital, el ser humano concursa contra sigo mismo y pretende cubrir las expectativas que la era en que vive le demanda. Sabe que debe superarse para poder vencerse y que la comunidad le acepte como mamarracho alfa. La tribu le somete a pruebas constantemente para ello. Si no las supera, deberá presentarse a unas reñidas oposiciones para ganarse al menos el puesto de tonto del pueblo. 
El personaje principal encarna a un tipo solo que prepara una mesa para cuatro consciente de que no hay tales cuatro. En su afán por saber, su mente le juega una ilusión acústica y gráfica: se siente concursante. Su espíritu afectivo necesita equipararse al resto de su entorno social. Quiere poder llevar una conversación de altura sin quedar como un ignorante. 
Una película repleta de símbolos.
Todas las preguntas que retan al ser humano cuentan con una respuesta correcta, pero ésta se halla oculta entre varias opciones. A su vez cada opción se ramifica en un abanico de dudas. 
La mesa extensible nos dice que aun contando con una base sólida sobre la que depositar nuestras intenciones, tal vez no sean sus límites reales los que percibimos en una primera instancia, sino que posiblemente sólo nos esté mostrando una parte de su superficie y cuando creamos haber alcanzado una meta, no nos encontremos sino a medio camino.
Las copas y su tintineo son una alegoría del pensamiento prístino, primigenio, seminal; la pureza de un primer pensamiento, que como un niño es inocente pero erróneo y frágil. Las copas pues nos dicen que los razonamientos son claros al nacer, mas al crecer, otro pensamiento los hará trizas.
En los cuchillos vemos a la figura del padre, un padre que desprecia al hijo y lo amenaza. La madre por el contrario es la cuchara, una institución capaz de contener y trasladar materia sin que se le derrame mucho. Y el hijo finalmente es el tenedor, ni agresor como el cuchillo -hasta que no sea padre- ni regazo acogedor como la cuchara.
Las servilletas nos son presentadas como el perdón o la esperanza, como la posibilidad de redimir, de limpiar la conciencia. Siempre nos quedará algo o alguien en quien delegar nuestra miseria. Y el color rojo significa inquietud, nerviosismo, histeria, presión. Como color del fuego y la sangre, nos advierte con su presencia que somos leños de una hoguera que puede prender en cualquier momento. 
Las cacerolas y la manufacturación de alimentos en ellas son una gran metáfora de la conformación del ser humano. Nos vamos construyendo y vamos siendo lo que construimos. Somos ingredientes que suman un guiso expuesto al error en las proporciones.
En la primera escena la cámara se ubica fuera del protagonista y su mundo, nos hace espectadores lejanos, pero poco a poco nos va aproximando para irnos gradualmente identificando. 
El mensaje global es: Esa persona podría ser yo, afortunadamente no lo soy, pero podría. 



Película candidata al Becerro de Oro.


Nominada a los Oscar en la categoría de película de habla no inteligible.



viernes, diciembre 03, 2010

 

--FÁBULA DEL CONDUCTOR DE TRANVÍAS Y LA GARZA DE PELO LARGO--

Mi amor es lento, crece como los olivos...
Ziri dijo en una ocasión que donde esté una encina, que se vaya a la mierda toda la familia de los juncos, así vengan los Monseñores Gibrán o Tagore a filosofar chorradas de pergamino-papiro-lienzo setentero de área de servicios de la A-7 o similares: “Tus hijos no son tus hijos...”
Pues claro que son mis hijos, no te jode...
Dale, dijo Ziri, un cabezazo a un junco y uno a una encina, y después me cuentas, hermano, cuál de los dos hostiazos te abrió la cabeza.
Hay tipos que gustan de decir outsider y borderline y cosas por el estilo mientras escriben el resto de su texto en perfecto castellano. Son tipos de crecimiento rápido a los que no hay que tener en cuenta. El que se aluda, que se joda. (No soy responsable de lo que me dicte Ziri en cada momento, ya saben) (Sólo soy un muñeco que tiene su mano metida en el culo) El olivo, ése sí que sabe amar lento y sólido y viejo. Amor viejo, barril de madre amantísima. Pez de bota y odre. Cómo me gusta ser viejo, joder. (Es que nunca lo había sido antes, hay que entenderlo)
El junco escupe desde la baranda de un puente a la chusma que pasa por debajo. Oh, Cristo crucificado por Mel, eso es tan fácil, tan fácil, tan fácil. Escupe hacia arriba, valiente, como los hombres, como los verdaderos hombres, hombres de huevo y breva. “Sólo los auténticos hombres son hombres y mujeres sin dejar de ser hombres o mujeres” (Versículo ipod ipad  de San Ziri en su carta a los Doroteos) “Soy hombre porque quiero. Nada me hace más vivo y más hombre que querer.  Yo escupo hacia arriba aunque me caiga: no pego a niños. Señorita, mire éste. Te espero a la salida, chivato.”
Vamos cariño, c´mmon baby, v´mmos c´ari.  (Venga, Cari, le decía la mujer a Cari Grant, mientras Hitchcock perseguía sus talones como un cobrador del frac)
A propósito: en la Plaza del Cobradoiro, Ziri fue crucificado y no hubo de verse en las tareas de resucitar porque lo asieron a la cruz con cinta aislante.  Ziri, el único dios capaz de resucitar sin la puta necesidad de haber muerto.

miércoles, diciembre 01, 2010

 

--5.5.5. MYSTERIUM. Cap.3--


En este episodio el trabajo ha sido impresionante. Conseguir que los objetos estáticos se apreciasen con cierta claridad mientras al mismo tiempo se aplicaba efecto píxel-rayajo a los movimientos, ha supuesto un esfuerzo titánico de postproducción y cientos y miles de horas de edición, pero lo he logrado. Creo que es la hora de decirle adiós al Pinnacle y al Windows XP. Fin de la primera temporada pues.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?