domingo, diciembre 26, 2010

 

--5.5.5.MYSTERIUM. Cap.4--

En el capítulo de hoy -por supuesto mejor que el anterior y peor que el que venga detrás- nos encontramos a un héroe destrozado. El villano lo acecha y le hace nada más que cosas malas. No contento con haber secuestrado al hijo gemelo del detective, ahora le asesina a su compañera más querida y fiel.
El clima dramático alcanza en esta entrega unos niveles inéditos en el séptimo arte. No estamos ante una obra de cine negro sino de cine  auténticamente gris. 
Para ello el director se ha valido de una banda sonora capaz de compungir a un yunque.  
La interpretación no merece comentario. Cualquier adjetivación quedaría escasa. Como bien sabemos, no hay palabras que puedan definir un sentimiento, y aquí lo hay, vaya si lo hay, y mucho, no poco. En ese sentido la cinta habla por sí sola. Movimientos de cámara cuidados, es decir, siempre cuidando que la cámara no se caiga. Exteriores de ensueño. Interiores sorprendentes. Y lo más meritorio, encontrar una limusina que no fuese tan grande como las que estamos hartos a ver en todas las películas. 
También es de agradecer  que el protagonista no haya permitido ser doblado en ninguna escena, arriesgando su vida en cada fotograma. 
Un capítulo, en fin, que emocionará al espectador con una intensidad tal que ya nunca más será el mismo. Un capítulo tan duro que nadie querrá verlo dos veces.




Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?