martes, octubre 12, 2010

 

--HOMBRES EXTRAORDINARIOS 2--

El subconsciente huele a pescado
 y sabe a más de treinta y siete grados desde que una cinta de velcro mató a la estrella del zapato.
Cordón ahorcador.
El velcro adhiere, el cordón abraza.
Mejor morir de un abrazo que de una adhesión.
Diciembre frío. Enero helado. Febrero rocher.
Las sábanas en la madrugada huelen a pez caliente.
Un átomo cuántico estará en varios sitios a la vez mientras tú sigues durmiendo sobre un banco de sardinas.
Cuánticos de sirena:
Remediemos la alta mar y caguémonos en la playa.
Pijama de plancton. 
Espíritu en conserva sobre almohada de caballa.
Versos online,
pisciformes.
Movimientos solos en la cama.
Solo de gaita. Solo de trompeta. Solo de flauta. Solo de cuerda. Arpas de ballena.
Al pensamiento decidido le vienen vaharadas de oleaje y pesca.
Algas y mareas: venga a dar vueltas.
Al amanecer  el alma huele, sabe a marisco,
apesta a subconsciente
como las quillas de los barcos,
como los viernes.



Comments:
Yo cuando era peque estaba convencido de que tenía poderes supemánicos porque mis rayos visuales podían atravesar mis dedos cuando los ponía lo suficientemente cerca de mis ojos. Pero no se lo decía a nadie porque debía ser un secreto. Chasco de visión estereoscópica.

Aunque también sospechaba que todos mis conocidos y familiares eran lagartos gigantes que mutaban a su forma original cuando salían de mi campo de visión, y me mantenían en una pantomima perpetua por algún siniestro motivo, posiblemente relacionado con mis poderes. De la pantomima lagártica aún no me he terminado de retractar.
 
Creo que lo que ha acabado por desarrollar son poderes supermaníacos.

Es curioso -supongo que estará estudiado de sobra- lo que cambian las fantasías infantiles según las épocas. No tienen nada que ver las de antes de la tele o el cine, con las de después; o las de tiempos de playstations y porno con las de parchís y cromos de futbolistas.
La imaginación infantil se engancha con naturalidad a los estímulos más inmediatos. La adulta en cambio tiende más a parecer que te has jincado tres porros (aunque no hayas fumado nunca)
(Por otra parte no descarte que sus parientes fuesen lagartos realmente y usted haya nacido de un huevo o dos)
 
Bueno, coincido con usted sólo en parte.

Yo nunca fui de leer superhéroes y movidas similares, toda esa fantasía me la saqué únicamente de la peli de superman. Lo de los lagartos no lo recuerdo conscientemente, pero es muy probable que viera un trozo de una serie llamada V, que iba de algo similar, y se emitía por entonces. Me he enterado mucho después. O sea que esos productos culturales afectan. Pero en otra época podría haber imaginado algo similar, el ser humano sigue ciertos patrones que se reflejan en todas las culturas. Por ejemplo, la mitología antigua cubría el hueco que ahora ocupan las mitologías starwars y los comics de superhéroes, y seguro que eso daba material para fantasías infantiles. Los futbolistas eran los gladiadores, etc etc. E igual que con el periodo clásico, se pueden hacer paralelismos con otros.
 
Qreo ke Qoincide más que en parte.
En efecto los gladiadores y los futbolistas, los actores o los toreros son lo mismo.
Realmente, en tiempos de mi padre tirar de una caja de cartón con un cordel era un camión, en mis tiempos tirar de un camión de plástico seguía siendo un camión, y agora mesmo tirar de un trailer 3D en una pantalla LCD también es un camión.

Las fantasías de los adultos es lo que me parece que cambia. La pintura románica era plana y Velázque ya no; luego Dalí no era ni real ni plano, Picasso, Chirico, Klee. Los adultos cambian más sus fantasías con arreglo a los tiempos.
Mozart no podía fantasear ni harto de vodka con los sonidos de iban a venir de Hendrix.
Sé que con esto contradigo medio mensaje de antes (al mío me refiero) pero me da igual porque soy surrealista del séptimo día.
Jesús te ama. Es oes lo que importa.
Como digo siempre: no tengo que estar de acuerdo con todo lo que digo. (quizás no estoy ni siquiera de acuerdo con lo que acabo de sentenciar)
Entonces el persona sensato dirá: ¿Y para qué sirve hablar con usted?
Pues para eso, para experimentar por fin un diálogo libre, librísimo, libérrimo, sano, lúcido y anárquico.

Hola, morsa.
 
(por cierto, que nadie me diga que los niños pintan sus dibujachos en plan surrealista o imaginativo, porque no es así. Si dibujan de esa manera -y todos igual- es por incapacidad, no por creatividad)
 
Yo aún revisito a veces mi fantasía infantil de quedarme en una isla desierta con una señorita y hacerle una cabaña, la caza, la defensa, y en definitiva, comportarme como un eficiente macho ancestral, objetivo vaginal de toda hembra que se precie, y del que estoy tan alejado. Aunque de niño no caía tanto en la incomodidad de no poder ducharse.

Para mí la pintura no constituye fantasías, pero supongo que es cuestión de definiciones, y yo además de artes plásticas se más bien nada, aunque las estudiantes de bellas artes tienen su morbo. Lo que intuyo, pero es una definición construida desde un área ajena, es que la pintura abstracta es una representación directa de la forma que tenemos de almacenar imágenes y recuerdos. Es decir, la mente no guarda las imágenes a base de puntos como una máquina simple, si no extrayendo características que evolutivamente han resultado las más importantes. Esto rebaja cantidad de información y facilita el procesado útil. Bordes y formas son ejemplos de bajo nivel, pero puede haber otros de más alto nivel, como figuras complejas parametrizadas (una cara). Lo que vemos con un picasso puede ser el resultado de acceder a esa representación de forma directa, no mediante el mecanismo típico en el que la mente accede para comparar con una escena actual y buscar similitudes (en ese caso lo normal es que uno no visualice conscientemente la representación interna, si no la escena que se está sometiendo a comparación). Ese acceso directo es una forma de introspección que es la que puede formar parte de las habilidades especiales del artista, dejando a un lado toda la baba trendy que rodea al arte. De todas formas, salvo para algunas excepciones muy infantiloides como escenas de puertos neblinosos, yo sufro de frigidez total para las artes plásticas.

En cualquier caso, para lo que estoy seguro de que la explicación de arriba es muy válida es para casos más sencillos de pintura no figurativa, como la mayoría de comics, o los emoticonos mismos, que nos trasladan escenas visuales mediante imágenes no realistas.

Pero con todo este rollo lo que quería postular es que por incapacidad o por creatividad, la base del dibujo no figurativo, muñecajo infantiloide o picasso adorado por conneiseurs, es la misma: la representación mental subyacente. En ese caso no diferirían tanto.
 
O sea que a usted ésto no le dice gran cosa:
http://www.ecbloguer.com/letrasanonimas/wp-content/uploads/2008/10/guernica-mantegna.jpg

o ésto:
http://weblogs.clarin.com/antilogicas/archives/Campesinos%20durmiendo.jpg

http://www.musee-picasso.fr/images/pages/bitmaps/pic_5_97DE18238.jpg

http://www.fun-learning-spanish.com/image-files/picasso-blue-period.jpg

http://www.joancastejon.com/ALBUM90/images/finestres-ofrena.jpg
 
No los distingo de graffitis bien hechos.
 
No se puede discutir que un grafiti de puta madre es un grafiti de puta madre, igual que un lienzo al óleo o cualquier otra cosa.
Lo que pasa es que tendremos que esperar unos cuantos años para poder ver qué grafiteros llegan a la posteridad.
Oiga, por las aceras de las grandes ciudades hay un montón de gente que dibuja verdaderamente como dios y son unos ilustradores de la hostia. (falta ver qué transmiten)
El virtuosismo por sí no es arte. Ejemplo: Hay cientos de guitarristas que son un portento técnico y sus composiciones son una mierda resobá.
¿Cuántas películas conoce técnicamente cojonudas, dirección, montaje, ritmo, encuadres, fotografía, etc, que son un cagarro porque no cuentan nada interesante o porque insisten en refreír lo ya refrito mil veces sin aportar ni el pijo?

Es que para mí una imagen no es simple información óptica. Sigo en mis trece: emociones.
 
No no, si no niego que los buenos graffitis valen la pena. Pero la cuestión es que están a la intemperie y a los 5 años se borran, y nadie paga mucho por ellos. En cambio con los picassos ya se sabe lo que pasa. Para mí son equivalentes, pero admito la posibilidad de que me falte algún tipo de decodificador para apreciar la diferencia. Al igual que algunas piezas musicales me dicen mucho, y otras, incluso del mismo autor, pero generalmente menos pegadizas y por ende menos populares, no me dicen nada. Supongo que hay un nivel de virtuosismo (en este caso compositivo) que no llego a apreciar.

La imagen es información óptica. Las emociones son procesos mentales que se ven estimulados por alguno de los mensajes que están codificados en esas imágenes. Con esto quiero decir que las emociones tienen que residir en la mente, los mensajes como una imagen, un texto, o una melodía, no pueden contener emociones, porque su cantidad de información es simplemente demasiado baja; son, al menos individualmente, llaves que las estimulan. Los defensores de la irreductibilidad de las emociones a procesos informáticos (de información en el sentido teórico, nada que ver con el estado del arte de las computadoras digitales) me querrán despellejar, pero eso es a lo que apuntan todas las evidencias (a lo que digo, y a lo de que me quieren despellejar), y yo soy una puta de las evidencias.

Marvin Minsky va más allá, y dice que la complejidad de las emociones frente al pensamiento racional está sobrevalorada, debido únicamente a que nuestra capacidad de introspección es menor para ellas, y por tanto nos parecen más misteriosas. Las emociones son mecanismos adicionales de supervivencia que nos permiten resolver problemas desde perspectivas diferentes. Yo lo suscribo.

Gran parte del problema viene de lo que he comentado de pasada: la mayoría de gente tiene una definición de información demasiado relacionada con las computadoras actuales, y por eso se escandalizan cuando escuchan 'emociones' e 'información' en la misma frase. Es una discusión más vieja que el mear en los últimos 50 años.
 
Iré por partes y desde el más absoluto respeto:
1-Es muy probable que los grandes grafiteros del mundo también, cuando crean haber hallado un temazo, lo pinten en cuadros. (yo lo haría)
Y respecto a su aparente escepticismo picasiano, le diré que no tengo noticias de que un pintor o crítico de arte haya dicho que Picasso no está justo donde merece.
Hace bien en admitir su posible falta de decodificador en estos asuntos: en efecto, entre sus talentos naturales no está la comprensión atecnológica de las cosas: Para las artes es usted impermeable. El arte no explicable en términos científicos. Aunque todas las pulsiones del hombre sean descifrables por la física, la química, la matemática y todas las reacciones y procesos glandulares o neuronales se puedan demostrar en un libro o una pizarra, los sentimientos íntimos resultantes de esas interacciones no. ¿Por qué? Pues porque el hecho de sentir una euforia, un sobrecogimiento, un espanto, un dolor, tras la absorción de una obra de arte, sólo se puede comprender desde la ingenuidad. ¿Y cómo nos explicaría la ciencia algo como “la ingenuidad”? ¿Por medio de fórmulas? ¿El proceso creativo de Picasso es trasladable a una ecuación, a tres mil folios llenos de operaciones, a un mero desmenuzamiento bioquímico?
La ciencia sabe por qué me pican los cojones, pero no tiene ni puta idea de cómo me sienta a mí mi picor. La ciencia podrá explicar los procesos biomecánicos que le llevan a usted a experimentar sus diferentes estados de ánimo, pero ¿sabe ella acaso CÓMO se siente en cualquiera de ellos?

2-¿Una imagen, un texto o una melodía no pueden tener emociones?: monumental yerro. ¿De qué cree que están hechos pues, de cálculos? La canción X, el texto X o la pintura X, me transmite de entrada la emoción del tipo que la hizo, y si yo sintonizo se da el milagro: una serie de sustancias que desconozco se lían a chispazos en mi organismo dando lugar a un sentimiento que tal vez sólo lo pueda descifrar otro sintonizante, y nunca un mero teórico. Incluso puede ocurrir que se desaten en mí más categorías emocionales de las que sintió el propio autor. (yo nunca he alcanzado a comprender por qué hay gente a la que le apasionan las motos, pues soy impermeable al mundo del motor, por ej. )
 
3-El colega Marvin es más tonto que su puta madre, al menos por lo que usted ha traído de él.
“la complejidad de las emociones frente al pensamiento racional está sobrevalorada”
El ser humano está hecho de emociones. Somos emociones. Lo que nos gobierna son las emociones. Los que nos anima o desalienta son las emociones. Y el pensamiento racional no hace sino producir emociones. Y este tío es científico o lo que sea porque así lo han conducido sus emociones. Y en este caso su “pensamiento racional” no ha hecho sino volverlo tonto perdido, que ser gilipollas también produce emociones. No hay un solo instante en nuestro vivir que esté libre de emociones. Cuando veo a tantos grandes cerebros cuyas emociones los llevan a dedicar su vida a la investigación de estupideces, se produce en mí una sensación de ira-frustración desesperante (¿queremos más emoción?) El pensamiento racional, sería racional si se dedicase a resolver problemas, pero buena parte de la ciencia llama resolver problemas a perder neuronas en pos de putas banalidades. Nadie con dos dedos de “pensamiento racional”, viendo cómo se le quema la casa, se pone a cambiar el papel de las paredes o a arreglar una cerradura)
Lo que sí está sobrevalorado es el pensamiento racional, tanto, que tal vez ni siquiera exista. Alúmbreme alguien, que soy un palurdo: Uno supone que si hubiese pensamiento racional, todos sus dominadores llegarían a las mismas conclusiones, pero resulta que los sabios más sabios, los que más lejos han llegado en materia de pensamiento, van cada uno a su bola en vez de sumarse. (claro que igual cuando a mi precario pensamiento racional, le viene la idea de “bien común”, lo que en realidad le está gobernando son las emociones)
Esto lo opino yo porque soy de una ingenuidad irreparable, por eso considero al arte como un elemento imprescindible para que el hombre no sea sólo una puta alimaña cósmica.

4-A mis criterios personales afortunadamente no les afecta la convivencia de “información” y “emoción” en un mismo discurso.
La información es anterior a los ordenadores. Y la emoción es anterior por décimas de segundo a la propia información. Quizás la información fuese la herramienta que hubo de procurarse el hombre para proyectar sus emociones fuera de sí, y a partir de ahí vendría el compartirlas propiciando una colaboración y entendimiento con el otro.
El lenguaje utilitario a veces se aproxima a dar alguna explicación colegiada de las emociones, pero lo normal es que se quede corto. El arte se acerca más. Quizás un día ceros y unos cuánticos puedan ofrecernos una fórmula con la descripción exacta de qué causa emoción, pero dudo que nos pueda aclarar cómo es ésta y cómo se siente el emocionado.
(Espero estar de acuerdo con lo que acabo de decir si lo releo otro día, pero de todos modos ha sido emocionante)
 
“Este Turner aprendió un montón de mí”, dijo Rothko ante una acuarela casi abstracta del Turner tardío.

En una ocasión conté el descubrimiento que fue para mí presenciar como se emocionaban un par de personas poco o nada culturales contemplando una pintura vulgar, una puesta de sol en el mar, acrílica de colores fluorescentes, que les recordaba a su Galicia natal. Una respuesta emocional sentida, frente a la racional e irónica de Rothko. Pero ambas respuestas veraces y pertinentes. Si acaso diría que el aprendizaje racional, con el que se adquiere complejidad y sutileza, es más posible en el transcurso de la vida de un ser humano que el emocional.
Ahora que, Surlaw, si usted no distingue a un chino de un japonés, su limitación -en las artes plásticas- no es tan sólo emocional, como creo está de acuerdo.


PD: Surlaw, tiene usted talento para el ensayo (en serio), por eso me atrevo a decirle que use la palabra sino cuando corresponda, que siempre usa indefectiblemente si no.
Ah, y el Gardner y el Goleman opinan distinto del Marvin.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Me temo, Opal, que esta es una respuesta larga.

1 - Sí, padezco frigidez para >cierto< tipo de arte, pero no soy impermeable. Muchas melodías me dicen mucho, y el hecho de que otras no lo hagan, o la mayoría de las pinturas, no tiene que ver con mi enfoque positivista y mecanicista. Entender o querer entender las causas de las emociones no lleva a estas a un plano inferior. Yo entiendo, a nivel biológico y antropológico, por qué me gustan las tías, y ello no me ha convertido en un eunuco. Y lo mismo se puede decir del amor. No vamos a dejar de sentir porque entendamos nuestros sentimientos, no va a perder 'la gracia', mientras no metamos mano en ello. Lo de meter la mano es otra discusión, pero sin estar de acuerdo con que se puede entrar en la máquina, poco sentido tiene discutir sobre si se debe tocar. Pero está mezclando las cosas: que mi sensibilidad se altere ante ciertos estímulos y ante otros no, y que yo opte por el positivismo para entender mi entorno. Podría darse una cosa sin la otra.

Creo que su CÓMO es lo que los filósofos vienen llamando los qualia, y es un tema extraordinariamente resbaladizo. Efectivamente, hay algo en la autoconsciencia (este es un término artificial que empleo para evitar la polisemia de la mayoría de los existentes) que no parece explicable desde el materialismo atroz. Sin embargo, la autoconsciencia es sólo percibida en uno mismo, no en otra persona. Por tanto, es un tema distinto, que no tiene que ver con el problema mente-cuerpo del ser humano, si no de uno mismo. En el mejor de los casos, puede llevar al solipsismo, y en el peor a la locura. Yo a veces me he sentido en el borde de ella al tratar de adentrarme en él, y recuerdo también una cogorza en la que intenté convencer a unos alemanes de que eran "philosophical zombies", me temo que sin éxito.

Pero es un tema distinto. El arte es algo que afecta, aunque con ciertas diferencias, a todo el mundo. Y cuando se trata de otros, todo apunta a que pueden ser modelados como máquinas, guste o no. Por tanto, los qualia no son obstáculo para considerar al arte un fenómeno cognitivo más.
 
2 - Contienen las emociones en el sentido de que hay una tendencia a que exciten las mismas emociones en dos personas distintas, por similitudes biológicas y culturales entre ellos. La frase "te quiero" se puede codificar en una secuencia de unos pocos bits. Eso es una puta mierda, pero sin embargo la frase puede significar mucho entre dos personas. Lo que hay es una cantidad enorme de información en nuestras cabezas que conviene un significado igual o casi igual a esa frase. Para una novela entera, el caso es el mismo. Un pentagrama se puede codificar de forma tan exigua como un texto. Para imágenes la comparación no es tan flagrante, pero es igual. Las emociones no están contenidas en las llaves. Si unos extraterrestres recibieran una partitura del Agadio en G menor, no podrían reconstruir las emociones que suscitan en un ser humano a partir de esa pequeña secuencia, necesitarían el cofre.
 
3 - Minsky no desprecia la importancia de las emociones. Lo que hace es notar que le atribuimos un misterio injustificado por el hecho de que no podemos reflexionar sobre ellas tan bien como lo hacemos con el pensamiento racional. Pero finalmente son explicables racionalmente (que no significa que sean racionales). Mire, como paralelismo tonto, a día de hoy se emplean muchos algoritmos que tienen una componente irracional, en el sentido de que en cierto punto se comportan aleatoriamente en vez de buscar una optimización inmediata. Eso los hace funcionar mejor a largo plazo, porque la optimización inmediata llevaría a soluciones subóptimas. La evolución ha empleado métodos similares, y nosotros, como producto suyo, también lo hacemos a diario. Esto no pretende explicar la irracionalidad de las emociones, pero es un buen paralelismo.

El tema de la casa en llamas... si se trata de hacer lo más apropiado para salvarse usted, la explicación de que tenga ese impulso es bien sencilla en términos de psicología evolutiva. Si se trata de salvar a seres queridos, no es tan distinta. Los lazos emocionales entre personas de una misma familia o especie son egoísmo de grupo, y a la larga también facilitan la supervivencia. La supervivencia de los genes, no del individuo. Son los genes los que pasan a la siguiente fase.

Por lo mismo con lo que he empezado el punto 3, Opal, creo que las opiniones de esos individuos no contradicen las de Minsky, aunque reconozco que no he leído más que sus wikipedias. De todos aquellos de los que sé algo, el que hace una crítica más pesada a la visión de la visión de Minsky, desde una perspectiva científica, es Roger Penrose. Los argumentos que expone se salen de este hilo y algunos también de mi cabeza, pero en cualquier caso, por lo que he leído me parece que los enfoca indistintamente a la autoconsciencia y a procesos cognitivos como inteligencia, imaginación, y en general, búsqueda de soluciones. En lo primero estoy dispuesto a darle un cierto beneficio de la duda, pero en lo segundo no. El cerebro humano es una máquina entrenada para enfrentarse a problemas tan complejos como mundanos, y los problemas que menciona Penrose, que en efecto son algorítmicamente inabarcables, son demasiado abstractos en comparación. Al que le interese perder el precioso tiempo que debería dedicar a reproducirse, aquí tiene un artículo de Minsky que incluye referencias a Penrose.

http://kuoi.com/~kamikaze/doc/minsky.html
 
Puto blogger que se atranca con mensajes largos.

Bueno, esta ha sido una respuesta muy larga. Yo me siento en la necesidad de responder minuciosamente, porque soy muy detallista, pero dado que no parece haber aquí señoritas a las que seducir con demostraciones de talento, dejaría el tema aquí.
 
A colación del arte y de los grafiteros...por allá arriba...muy lejos...

http://www.banksy.co.uk/indoors/artists.html

http://www.banksy.co.uk/outdoors/images/TABLE/table_bgrd_12_8USA.jpg

Gala D.
 
http://www.houseofcassette.com/lifestyle/wp-content/uploads/2008/05/john-michael-basquiat.jpg

http://blogs.rtve.es/blogfiles/elpostre/2449_basquiat-self-portrait.jpg
 
¡Ostias, un negro en taparrabos!
 
...yo no le veo el taparrabos, es más, intuyo la ausencia de...
De Basquiat no sólo su obra...también su vida...tremendo...y guapo, guapo...suertudo el Warhol

Gala D.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?