sábado, mayo 01, 2010

 

--LA VIDA SE ANOVELA--

(Basado en hechos reales)
Como tantos domingos por la mañana, me acerqué a las inmediaciones de la catedral. Allí se monta cada semana un mercadillo de trastos inútiles, cachivaches difícilmente identificables y toda suerte de porquerías de segunda mano. Y allí suelo comprar los libros que leo habitualmente, porque como son baratos, luego no me duele si no me gustan.
-¿Oye, qué pides por los libros?
-Dos euros.
-¿Y eso en antiguas pesetas, cuánto es?
-Pues unos tres euros y medio.
-Vale, me llevo éstos.
El primero de ellos era de Delibes, "Un mundo que agoniza" y me lo leí en un par de sesiones de lavabo, y ayer mismo, empezando el siguiente, "Lluvia amarilla" de Julio Llamazares, al pasar una de las páginas, me llevé una sorpresa: había un papel doblado entre sus hojas. Se trataba de un albarán perteneciente a una tienda de Barcelona, con fecha 28-8-1998, a nombre de un tal Miguel.
9 pantalones cortos..........550........total: 4.950
2 pantalones largos..........650........total: 1.300
6 vestidos tejanos.........1.500........total: 9.000
12 bragas raso................115.........total: 1.380
Suma final: 16.630 pesetas.
¿Quién sería ese Miguel? ¿Qué azar decidió que yo, un desconocido, a más de cien kilómetros de él, estuviese examinando algo que le pertenecía, un documento que formaba parte de su pasado?
Me apresó la intriga y valoré muy seriamente la posibilidad de dedicar todo el tiempo libre que me quedase en la vida a indagar sobre la persona de Miguel. Tenía todos los datos, dirección, teléfono, fax, etc. del comercio, así que no me sería difícil localizarle. Con eso podría escribir una novela que me encumbrase a la fama. Sé que grandes obras de la literatura han sido propiciadas por casualidades como ésta.Tal vez el tipo ese tuviese detrás una historia sórdida. (El detalle que se me fijó en la mente de inmediato es que lo que más comprase fueran bragas)
Lo que pasa es que al final, en vez de comerme la cabeza, preferí colgar esta chorrada en el blog, cosa que no me llevó más de media hora. Así no tendría que gastar pasta en llamadas, ni ir a Barcelona -con el ascazo que me dan las grandes urbes-, ni tirarme un año escribiendo sobre lo mismo -con el perezón que me produce alargar los asuntos-, ni arrastrarme ante ningún editor de mierda para que me diga como siempre que no tengo ni zorra de ortografía ni de sintaxis.
Mira, no es nada personal, pero, ¡que te jodan, Miguel! (Me parece que tu vida no va a dar para novela)


Comments:
...doce bragas y de raso...cabalística pura...historia prometedora.
Un besazo Don Blas, que hace mucho que no le mandaba uno.

Gala
 
Recibido con gozo, Doña Gala.
Por cierto: ¿Ha cerrado acaso su chiringuito? Es que hace bastantes días que no lo hallo.

A sus plantas.
 
Afirmativo, Don Blas, cerré el antiguo lar, y sabe qué?? Les echo de menos a los tres.
...sigo leyendo a potros y toretes detrás del burladero, eso sí.

Gala
 
El azar es calientapollas.
 
Sí. El azar trae mala suerte.
 
pues no sabía nada de que te hubiese preocupado un tal miguel, mira que te digo que le cuentes las cosas a tu tata. aixch esos secretillos
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?