domingo, agosto 30, 2009

 

-LA INSOPORTABLE MEGAFONÍA-

PROVINCIAS
NOTICIAS
José Alcázar Setién ha resultado vencedor de la prueba de lanzamiento de hueso de aceituna en las fiestas patronales de Torrecojón de la Borbonada.
Sus allegados y el paisanaje en general lo han celebrado cogiéndose una más que aceptable cogorza y comiéndose ocho ternascos a la brasa.
A su vez, Daniel Pajares Martín ha sido el campeón de tragaderas zampándose él solo un ternasco y medio.
Ginés García Romero se ha llevado el primer premio de borrachos al haberse bebido nada menos que cinco litros de vino, dos más que Fermín Ortega Olmos, invicto desde el año 2005.
El que más ha potado ha resultado ser Fernando Lozano Valle, al que sin beber tanto como Ginés ni comer tanto como Daniel, le ha sentado muy mal todo y ha vomitado un total de trece veces. El récord estaba en once.
Manuel Fernández Coslada ha muerto mientras cantaba una jota, con lo cual en el apartado de defunciones no ha tenido rival, y eso que Fernando por momentos le anduvo cerca.
Recomendamos pues con entusiasmo la visita a este singular pueblo, en donde cada individuo resulta vencedor en algo.
--------------------------------------
OPINIÓN
Cualquier acontecimiento es susceptible de traducirse en juego olímpico o campeonato.

¿Por qué coño tiene tanto mérito que el individuo Tal corra un huevo?
¿Por qué cojones es una heroicidad mundial que el individuo Cual salte propulsándose con un palo una altura de varios metros?
¿Por qué mierdas es la rehostia que el individuo Pascual se líe a hacer chorradas colgado de unas anillas?

Como ejemplo a modo de ejemplo, podemos recurrir al ejemplo de la natación.
Ejemplo:
Alguien es el más rápido en crol, en braza, en mariposa, en espalda.
Alguien es el mejor en una distancia, en otra distancia, y en veinte más.
Vale.
Vale, pero...
¿Por qué nos hemos conformado con esas maneras de avanzar por el agua y no hemos ido a por más?
¿Por qué no seguir proponiendo otras modalidades para que como en el pintoresco Torrecojón de la Borbonada, al final todo el mundo gane algo?
¿Por qué no los cien metros con el clásico flotador cara de pato.., los doscientos espalda con mochila.., los cuatrocientos relevos con las muñecas atadas a los tobillos.., la natación asincrónica individual.., los sesenta y siete metros herido de bala.., o por qué no ya puestos, un espectacular sprint jesucrístico de cincuenta metros superficie?
Pues ni idea.
Vete a saber...
-------------------------
Tú eres el mejor en algo. Ella es la mejor en algo. Yo soy el mejor en algo. Mi perro es el mejor en algo.
¿Y?
¿Por qué no tenemos todos una nube de fotógrafos cada día en casa y cientos de ofertas para salir en anuncios?
Pues por eso, porque todo dios es el mejor en algo.
¿Entonces qué hostias hacemos flipando tanto con el nota ese que corre por la pista?
Tiene su punto, por supuesto, pero ¿tantísimo?
Y además:
¿Aparte de correr un huevo, qué más hace?
No es una cuestión de odios, envidias personales, ni nada de eso, sino una tímida aproximación al puro raciocinio analítico. (Somos conscientes de que el tío éste, el Usain Bolt, no tiene la culpa de ser veloz)
--------------------
Hala, y después de esta capullada, invitamos al sosiego con una pieza musical de auténtica excepción.
Es la mejor canción de la historia en su género, naturalmente.
(Alguna tenía que ser)


jueves, agosto 20, 2009

 

-LETRITUS-

Hagamos arte si podemos. Y cuando creamos haberlo conseguido, riámonos de él sin pudor. Estirémonos de las orejas hasta arrancarlas y montemos con ellas una barbacoa este viernes. Comámonos nosotros mismos. Lo que tengan de nutritivo pasará de nuevo a ser propio. Y al resto le diremos adiós váter abajo.




-----------------------------------------------------------
TIEMPOS NUEVOS
Vamos a quitarle el precinto al nuevo tiempo, amor de mi vida.
Nos tendremos el uno al otro
para andar la senda inaugurada.
Elegiremos un hogar entre las cajas.
El cartón más lindo del mundo en tonos brillantes de juguetería.
Cogidos de la mano recorreremos las basuras
y obrarán en nuestro poder objetos que nunca sospechamos.
Desde los bancos contemplaremos las cosas que hizo el Ayuntamiento
con aquel dinero.
Tus caries y las mías se darán un beso bajo la luz apedreada.
Compraremos los zapatos de uno en uno.
Nos iremos a cenar a los contenedores.
Al amor de la leña quemaremos dos palitos del Japón o de la China
como si cada noche fuera nuestro aniversario.
Y nos echaremos a dormir en un abrazo
con la firme creencia de ser una suerte de Mad Max que escribiera Orwell.
---------------------------------------------------------

Adioooos, orejitas bonitas, adioooos...

sábado, agosto 15, 2009

 

-DESPIOJAR-

El poeta coge unas pajas y enciende con ellas unas leñas y enciende con ellas una hoguera y enciende con ella unas cuartillas y con ellas enciende un cigarro. Y ahí para.
Ahora está quemando un próximo pasado –que los pasados más pretéritos ya se los fumó cuando vino a cuento- y al fumarlo lo incinera al exterior y al adentro. Se quema un poco el corazón coronario, el pechito follar, (acción y cualidad de fuelle) las asaduras del tripal, la casquería y el espíritu volátil. Pero sin matarse del todo, que igual aún quedan cuadernos.
Es la hojarasca de liar. El petardo-folio. El porro endógeno del que se alejan los camellos porque no vale un duro y no hay posibilidad de mercar con él.
Y cuando el fuego prenda en los bronquios, que son sarmientos de costillería, no habrá más caracteres con que emborronar papeles, ni hará maldita la falta.

Mientras el poeta interpretaba la escena, John Lee Júcar, un bluesman levantino, le pegaba dos bocados a una armónica, pensando que era maíz.
Pobre John. Es jodido ser ciego, pero si además padeces anosmia...


martes, agosto 04, 2009

 

-EL JUSTÍMETRO-

Dicen que Don Luis (el Buñuel) temía de los tiempos que ya no iba a ver, la sobreinformación o superinformación. (Bautícela cada cual como le dé la gana)
Pues bien, yo le cuento, difuntísimo paisano:
2009. Hay gente tan ilustradamente desorientada, que cree que información es sinónimo de inteligencia, o raciocinio, o sabiduría, o vaya usted a saber, y que el que antes la descubre es el más lince. (Y el que no se alimenta de eso, un medieval sin criterio) Es como un concurso de velocidad en el que se juega uno el prestigio minuto a minuto.

Dramatización:
Datos, datos, necesito mi ración de datos, por favor, coleguita, dame argo pa datos, que hace una semana que no me entra de ná, que estoy mu pillao...

No añoro otros ahoras. Serían arrugas de reaccionario. No es eso.
Todos los tiempos que he vivido, absolutamente todos, eran a la vez una maravilla y una mierda.


Pero, ¿qué hacen perdiendo su tiempo conmigo?
Corran, corran, que quizás - no descartemos ninguna posibilidad- a fuerza de correr averigüen hacia qué.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?