domingo, junio 07, 2009

 

-¿QUÉ?-

Cinco por cuatro, quince, y me llevo dos, por si acaso.
Si atornillamos un monarca, el agujero que le producimos es una rosca de reyes.
¿Por qué, -con lo que les gusta ostentar- los pies de rey no llevan calcetines?
Eso aprendí de pequeño, cuando creía que las cosas que pasan a diario son normales porque pasan a diario.
Pero sólo son normales numéricamente, estadísticamente.
Intelectualmente no hay cosas normales.


Le presentan a uno gente -éste es Fulanito de Tal, éste es Menganito de Cual y éste es Manganeso de Sodio- y se dice uno para sus adentros: Bueno, parecen normales, -es decir, como uno- pero ¿uno que coño sabe?

Vete a saber qué comen esos tíos y a qué le rezan...

Todos los juicios tienen como unidad métrica el diámetro falaz de un ombligo ovalado.
(Y menos mal que nos queda la retórica)

Comments:
Muy buena excusa :)

Besitos de miel
 
A veces me meto y veo qué haces en tu blog. Me causa cierta irrisión. Me ha gustado mucho el documental de tus colegones medio rockeros. Se ve que lo pasasteis bien. En realidad, nunca tengo nada que comentar; por eso no lo hago. Es cuestión de coherencia.Sólo te veo porque a veces me río. Eso es todo.
No quiero firmar.
 
Abejita, como ahora me hadado por hacer pseudomúsica casera, pues le pongo imágenes y listo. Porque en realidad lo que pretendo es encumbrarme como compositor de obras que pasen a la posteridad. En el futuro nadie se acordará de Mozart o Beethoven, pero en cambio todos se acordarán de mí, o de mi madre, vaya.

Besirris de gominola.
 
Pues bien hecho, Abajonofirmante.
Es tu derecho. Te ampara la Constitución.
No sabes cómo me place ser irrisorio.
 
atornillar. qué verbo tan horrible.
 
Pues yo lo vengo practicando durante décadas.
(Pero, es verdad, no gusta)
 
Blas Deker sin duda se acordarán :))
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?