domingo, mayo 10, 2009

 

-HECHOPOLVING BLUES-

El tiempo se me está poniendo cabrón. Y cuando ese árbitro cronista no te pita los penaltis, estás jodido, amigo, porque el tiempo es de acero inexorable.
Las vacas vienen flacas, igual que vienen flakes los corns.
Una vez, cuando la comunión debió ser, me regalaron un reloj que era una pasada. En aquella época yo lo consideré avanzado a su tiempo.
Recuerdo una tarde en que lo estaba enseñando a unas niñas para vacilar un poco y darme importancia, y el cabrón de él marcaba y veinte cuando no eran ni y diez.
Quizás por eso desde entonces también soy unos minutos avanzado a mi tiempo.
(Esto o similar, creo haberlo dicho antes)
Lo que no sé es por qué estoy sacando el tema relojes ahora, si yo jamás llevo eso en mi muñeca.
Quizás sea porque he visto recientemente un anuncio en la tivi que destacaba las cualidades de uno.
Y el tío decía entre otras cosas: “...bla, bla, bla, y bla, bla, bla, sumergible hasta a cincuenta metros, y más bla, bla, bla...”
¡Dios.! ¡Estuve por ir a matarlo.!
Nadie tiene en casa un fregadero tan hondo.
Malos tiempos.
Blues degenerativos.
Solfas-mi-re-dós colgadas por las orejas.
Músicas muertas a mano. Hechas para las almas de los ateos.

Comments:
pues yo, que obviamente no uso reloj, sí tengo un fregadero de 50 metros pero no es para platos si no para mi alma cuando el cuerpo me lo pide. y le hago caso, claro. o eso o me ahogo.
 
El agua de ese fregadero le llegará al ombligo a su alma, chispa más, chispa menos. Pues presiento que hace pie hasta en los caladeros bacaladeros del Atlántico Norte, de tan dimensionalmente lárguida como es.
 
a esto le llamo yo un señor piropazo, sr. deker. justamente en los caladeros bacaladeros del atlántico norte quisiera yo hacer pie y reposar cabeza, que no en otro sitio. chapeau.

oiga, es suya la música?? está super bien!
 
Bueno, supongo que son elementos residuales de la edad, hoy demodés. Pero me crié en blanco y negro y siempre queda algo.
-----------------------
Sí, esas cosas que suenan son mías. Me ha dado por ahí. Me alegra enormemente que sean de su agrado. Y la felicito por la capacidad de que le pueda gustar algo así. No es mérito mío pues, sino suyo.
Pero no son música. Ya mismo cuelgo una verdadera clase magistral de jazz clásico. Esta mañana justo al levantarme he notado que en el hueco donde otros tienen un alma, yo tenía a Ella Fitzgerald y a Al Jarreau, dirigdos por Frank Zappa.
Hacía días que no me reía tanto yo solo.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?