lunes, diciembre 15, 2008

 

-HISTORIA DE UN AMOR TAJADO-

“El expreso es un café que estuvo en la cárcel dos celdas más abajo de donde cumplía condena un tren.” (José Zorrilla, alias Mofeta.)
No sé si las dos lentillas de los dos ojos de una corista llevan la misma velocidad que el parche tuerto de un pirata novelesco, pero eso no puede alejarnos de la buena senda: Marta tenía un novio en cada puerto del ordenador y todos eran piratas. Uno de ellos, el único que se llamaba Ulises, se llamaba Ulises.
Ulises era adicto a las sirenas, como los pringaos de fábrica pero más gimnástico y más depilado.
Ulises tenía un tatuaje en el bíceps derecho que rezaba: “Te querré siempre...” y detrás venía un nombre de mujer tachado bajo otro nombre de mujer tachado bajo otro nombre de mujer tachado bajo un borronazo informe de tachones tatuados cientos de veces uno sobre otro en un vano intento de eliminar todas sus mentiras. Pero se había reformado.
Y ella, Marta, se negó a quedar con él en persona porque él en persona se negó a tatuársela encima de la necrosis que ya devoraba su brazo.
Entonces Marta para mostrarle sus buenas intenciones le prometió tatuar el nombre de Ulises en su teta. Ulises era un unicornio aunque intentaba disimularlo ocultando su cuerna con la galleta de un cucurucho tres sabores, fresa, fresa y nata. En cambio Marta tenía más dificultades para hallar en los catálogos de lencería un sostén de una copa central. Central lechera, ahora que caigo. Y peor aún lo tenía para encontrar una lentilla monocular para su bello ojo. No he contado que Ulises tenía dos pies pero una sola pierna ni que Marta era cíclope de ambos ojos.
En las fotos que se enviaban por email, messenger, myspace, facebook y deseaguardarsuscambios? siempre se mentían y enviaban fotos de modelos de revista porque les daba palo mostrarse tal y como eran, ignorando así que tenían tantas y tantas cosas en común que no merecía la pena conocerse.
Fin capítulo uno.
-------------------------
http://teaserland.com/festival/FULL-TIME-PERFORMER.html
Este trailer es un refrito de imágenes burdo performers recopiladas de anteriores vídeos a excepción de una. Eso sí, con una banda sonora notable.
Me apetecía enseñar esas paridas como cuando niño en la piscina del pueblo reclamaba la atención de mi madre diciéndole constantemente: ¡"Mira, mira lo que sé hacer.!"

Comments:
Fuera de Internet también lo hacen.
 
En efecto. El hombre de la humanidad es una gran colonia de desconfiados. Claro, es la pescadilla que se muerde las uñas: te mienten, pues tú mientes, y así sin parar, como un "pásalo". Y si no mientes, da igual, van a creer que mientes; y si no te mienten, entonces tampoco te lo crees tú, por milenaria tradición, transmitida de padres a hijos de otros padres.
En fin, por eso hay crisis y no por otra cosa.
Y por eso recelo de usted, por cultura, no por nada personal.

(Una pausa tensa...)

Y entonces dice la voz en off:
¿Usted hasta qué punto se fiaría de mí?
 
Es usted, efectivamente, un cuentista, Deker. Bonito cuento infantil para contar a los niños antes de dormir.
 
Hombre, las voces en off no muestran la cara, pero a cambio suelen tener un tono carismático.
 
¿A que parece un trailer?
 
¿Un trailer sin cabina?
 
Descabezado, en efecto.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?