domingo, noviembre 09, 2008

 

-EL DIRECTOR-

http://teaserland.com/festival/LadrillosAlFinalDelTunel.html
-Hola don Deker. Bienvenido a su casa.
-Hola periodista de élite.
-¿Qué pretende decirnos con esta nueva entrega.?
-Bueno, yo en principio lo que quería hacerme es un bocadillo de anchoas con tomate, pero me faltaban tres de los principales ingredientes y entonces me hice un trailer.
-¿Y qué pretende decirnos con esta nueva entrega.?
-Bueno, es una idea que llevaba macerando durante los últimos cinco días. Me he inspirado en Albert Sartre. Así como Freud fue el primogenitor de la psicoanálisis, Sartre fue el padre de estar enfermo mental.
-¿Pero pretende decirnos algo en esta nueva entrega.?
-Sí. El marido simboliza el ansia del hombre por desear algo. El hombre desnudo de tobillos para abajo, el hombre existencialmente descalcetinado y agredido por las tácticas invasivas de otro. (Que el otro no lo simboliza él, sino un tercero o un segundo.)
-¿Pero pretende entregarnos algo para decir.?
-Es una película de la que se puede hablar en los bares y en el mercado. También en misa pero más bajito, naturalmente. Se trata de una mujer desdichada porque su marido aspira a relegarla al papel de igual. Y entonces se ve obligada a luchar por lo que es suyo. Es la eterna pregunta: ¿Qué cómo va eso.? Pues bien, mi marido es un mierda. Es cuando el monolitismo matriarcal representado por la esposa se atenta y el marido, que no simboliza lo que dije antes, sino que es un falso y en realidad es un tirano solapado, decide cambiar el rumbo de su vida y sacarse el carnet de barcos de menos de 35.000 kilos centígrados.
-¿Y con esta nueva obra, entrega pretendernos decir algo.?
-Por supuesto. El auténtico protagonista de la obra es la voz en off course, no la de la mujer, ni la del marido. Es la que se oye de vez en cuando y que proviene del televisor. Del televisor, no de su programación, del televisor como artilugio físico que desentona con el mobiliario y por eso la cónyuge quiere culpar al cónyuge de ganar poco monetario y no poder cambiar a uno de pantalla plana. En esas circunstancias el hombre repele los ataques de ella tapándose la cara y cabeza con los brazos fornidos, y llora. No me gusta desvelar el final, pero el caso es que ambos mueren y sólo sobrevive el televisor, que en la última escena se suicida desenchufándose para siempre.
-Pues no me gusta, don Deker.
-Bueno, pues entonces vea este audio antiguo y su bonita toma falsa.

Comments:
Solo quiero decirte hoy una chorradita, Deker. Muy pequeña es la cosa. Tan pequeña como que no hace falta que pongas un punto antes del signo interrogativo de cierre. No se pone. Correcto: ¿Qué tal?// Incorrecto: ¿Qué tal.?
Y eso es todo por hoy. Saludos,
pasabaymiré
 
Mierda.! ¿Y cómo no me había dado cuenta antes.?
40 años escribiendo como un palurdo.
Lo próximos 40 escribiré con una buena ortodoxia. (Eso es algo que dominamos los dentistas.)

Gracias innúmeras.
 
Alaaaaa lo que la dishoooo
 
cuando estoy cansada digo tonterías. retiro lo del punto. a mí qué más me dará. cada uno escribe como quiere. fíjate lo "puntillosa" que soy. y quizá hasta "putillosa". quién sabe. un puto punto. un punto puto. qué tendrá eso que ver con el juntar de palabras y la fecundia de nuestro amigo Deker Blas. nada. cada uno a lo suyo. y la menda a leer y a leer que es lo mío. leo y soy leona. y mañana tendré que pedir disculpas a una dependienta porque estaba mujer alterada de maitiena y del bocinazo que la he metío s'está acordando de tos mis muertos. las cosas como son. y. también. quizá. pos ya veremos qué. eso.
 
díganle a esa tía lista que no existe la palabra 'fecundia' y que debería haber escrito 'facundia' que significa facilidad en el hablar.
 
Eh!
Que no quiero peleas en mi bar.
Me encanta que me corrijan para no incurrir en errores gramáticos dramáticos, pues soy un gran y patológico perfeccionista. Sólo hay que ver los vídeos para cerciorizarlo verazmente.
Y si se corrije con corrección, no hay nada que objetar. Otra cosa sería que me hubieran corregido nombrándome la madre o asesinando a mi coneja y poniendo su cabeza en mi cama.
Así que emborráchense juntos y a potar en familia, como los buenos pandilleros.
Besos.
 
A mí me gusta que me corrijan y castiguen señoritas de mirada perversa.
 
Nunca lo hubiera imaginado.
 
Corrígemeeeee....una noooche maaaas
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?